thumbnail Hola,

El entrenador francés asume que el punto ante el Manchester City es lo mínimo que merecían y que esto refuerza la creencia en poder tener un gran año competitivo.

Estuvo a punto de consumar la semana perfecta debutando en Champions League con victoria (1-2 ante Montpellier) y repetir ante Manchester City (1-1 en el Etihad). Pero el Arsenal sigue demostrando que su proyecto ha mejorado, se ha renovado como debía y ha encontrado una línea muy positiva de explotación de recursos que, incluso, debieron darle mejor premio en el duelo de este domingo, al que Arsène Wenger saca muchas buenas lecturas.

“Estoy contento porque el punto del empate es lo mínimo que merecíamos. Me complace también la calidad de nuestro desempeño y nuestro espíritu. También estoy un poco frustrado porque creo que había margen para hacer más, ya que tuvimos oportunidades tempranas y posibilidades claras, especialmente en los pies de Gervinho, que dejó escapar algún gol. Pero en general, espero que esto refuerce nuestra creencia y confianza para tranquilizarnos acerca de nuestro potencial en esta Premier”, destacó, evidenciando que no solo era un test para el rival, sino para conocer su verdadero nivel.

Admitió que “Vermaelen estaba con gripe, lo dejamos en casa pero Laurent Koscielny lo suplió y tuvo un gran partido”, apoyó también a Mannone pues “repitió un gran partido siendo sólido y contento con su rendimiento”, pero sobre todo, aprovechó para destacar que “es cierto que perdimos oportunidades, pero cuando se tiene la cualidad básica que mostramos hoy, el resto puede mejorar”.

 

Artículos relacionados