thumbnail Hola,
Carlos Ischia no le encuentra la vuelta al equipo, que todavía no ganó desde su llegada.

“El resultado nos duele”

Carlos Ischia no le encuentra la vuelta al equipo, que todavía no ganó desde su llegada.

Carlos Ischia

Así se refirió Carlos Ischia a la dura derrota contra Belgrano. Problemas institucionales, falencias en el equipo, última posición en la tabla. Una crisis sin final a la vista.

¿Qué más le puede pasar a Racing? Difícil imaginarlo. Es que antes del inicio del semestre, con un proyecto que parecía afianzarse de la mano de Zubeldía y los jóvenes de la cantera, y con la ilusión intacta de pelear el título, las expectativas eran grandes. Incluso con la situación de su rival histórico parecía ser la frutilla del postre para el entusiasmo de los hinchas de la Academia. Pero la realidad les pegó un cachetazo que todavía duele.

Pero en sólo cuatro fechas, la Academia se quedó sin técnico, una situación que empezó a dejar en evidencia problemas institucionales. Los mismos dirigentes que le habían renovado el contrato un mes atrás, dejaban sin crédito a su elegido. Los puntos tampoco ayudaban, algo que no cambió hasta la actualidad: Racing ocupa con comodidad el último lugar en la tabla y suma 2 de 27 puntos en juego. y después, la crisis en los pasillos del club, salió a la luz en todo su esplendor. Una situación que, sin dudas, tiene injerencia en plantel a la hora de salir a la cancha. “A mí no me afecta el tema político. Pero capaz que a los jugadores sí. Intentamos que no suceda, pero por momentos eso no se maneja”, reconoció Carlos Ischia, después de la derrota.

Pero más allá de lo que pase en los escritorios, lo que realmente tiene que preocupar al entrenador es lo que muestra su equipo en el campo de juego. Ante Belgrano, Racing desnudó todas sus falencias defensivas, Pereyra y compañía se hicieron un festín cada vez que se acercaron al arco de Saja, que es un excelente arquero, pero no es mago. Y adelante, los jóvenes nunca pudieron ponerse el ataque al hombro. La situación los sobrepasa y se nota.

La cuestión anímica no es un tema menor. Después del primer gol del Pirata, el conjunto de Avellaneda se desmoronó. Quedó a la deriva y si no recibió más goles en la primera etapa, fue porque su rival no estuvo fino en la definición. Racing estaba regalado. Y la levantada del segundo tiempo no alcanzó, Belgrano lo liquidó de contra, y para ponerle un tono un poco más dramático al ambiente, cerró el resultado con un golazo de chilena y lo terminó goleando.

“El partido y el resultado nos duele porque habíamos arrancado bien. Lo mismo en el complemento, cuando pudimos empatarlo. Pero después del segundo gol se terminó el partido. Belgrano se soltó y ya se nos fue de las manos”, señaló el entrenador, quien también hizo una fuerte autocrítica: “Si no hacemos goles, es difícil. Son circunstancias que pasan. No hay que quitarle mérito a Belgrano, que nos ganó muy bien. Nos falta orden y más entrega, porque evidentemente no alcanza. Por momentos tenemos juego, pero son pasajes muy cortos”, analizó.

Y, por supuesto, el Pelado hizo hincapié en la necesidad de conseguir un resultado favorable para empezar a despegar: “Creo que necesitamos un triunfo. No es fácil, pero tampoco imposible. Hay que trabajar para tratar de enderezar este presente. El clima va a ser siempre complicado si vos no ganás. Pero hay que estar a la altura. La gente está enojada con todo lo que pasa, no sólo con lo que sucede con el equipo”, cerró.

Artículos relacionados