thumbnail Hola,

El triunfo ante Tigre fue bien made in River. Gio debutó en la red, Andrada jugó bárbaro y Lanzini metió un doblete, con golazo incluido. Felices, expresaron sus sensaciones.

La cantera nunca le va a fallar a Ramón Díaz. Históricamente, los logros de River tuvieron a los juveniles del club como artífices fundamentales y el presente no podía ser la excepción. Sin sus figuritas difíciles, el Pelado tuvo que volver a apostar por los más chicos en ataque y le respondieron. La presión no les pesó ni un poquito y los pibes fueron fundamentales en un triunfo más que necesario para no perder el tren del campeonato.

Porque después de un primer tiempo en el que River manejó la pelota y el trámite del encuentro, a Ramón se le venía la noche: su equipo era más que Tigre, pero los goles no aparecían. Hasta que Lanzini agarró la pelota en la mitad de la cancha, eludió a varios jugadores de Tigre y pudo abrir el marcador con un verdadero golazo. “Vi que se fueron abriendo los espacios, me quedó la pelota y por suerte definí bien. Puede ser el mejor gol de mi carrera, fue lindo. Mis compañeros me felicitaron porque ayudó para abrir el partido”, contó Manu minutos después de consumada la victoria.

Y quien también pudo aportar su cuota goleadora fue Giovanni Simeone, con el plus de que se trató de su primer gol oficial con la camiseta de River. Y el hijo del Cholo no disimuló su alegría: “No creo que duerma esta noche. Fue único y especial para mí. Lo venía esperando hace mucho tiempo”, declaró el delantero que ahora parece haber conseguido la confianza que necesitaba: “Sé que se me abrió el arco y voy a hacer más y más goles”.

Pero más allá de los goleadores de turno, hubo un tercer protagonista que aunque no pudo mandarla a la red, cumplió con una actuación más que destacada. Federico Andrada las peleó todas, se mostró, fue el más movedizo en ataque y después del partido contó sus sensaciones por compartir la delantera con compañeros de Inferiores: “Me puso muy feliz poder jugar con Manu y con Gio arriba, nos conocemos hace mucho y sabemos bien lo que es esta camiseta. Si bien en Primera hay diferentes presiones, creo que lo llevamos bien”, sostuvo.

Con las críticas acechando al plantel, los tres coincidieron es que esta victoria y el pasaje en la Sudamericana fueron una dosis de tranquilidad para un plantel que vivió días complicados. “Esta semana fue muy difícil, pudimos pasar en la Copa y lograr jugar bien acá en casa. Tratamos de hacer oídos sordos, jugar como nosotros queríamos. Nos debíamos una semana así”, destacó Manu. “Necesitábamos los goles”, agregó Simeone. Y Andrada mencionó la justicia del resultado: “Fuimos justos ganadores. Nos da tranquilidad. Teníamos que hacer una buena actuación hoy para posicionarnos mejor en el torneo”.

Los dos más chicos también hablaron de su presente en el equipo y de la presión que, aunque no se note, siempre está presente en los partidos. "Hay gente que está pensando que le falta gol a River y eso nos responsabiliza un poco a nosotros, tratamos de ponernos la camiseta y demostrar por qué queremos estar acá”, dijo Simeone. Y Andrada cerró sus declaraciones a pura humildad, consciente de que Teo es el goleador estrella de este equipo: “Nosotros estamos recién empezando, nos falta aprender muchas cosas, ellos son los grandes delanteros que están ahora, igual el técnico sabe que estamos a su disposición”.

Sí: Ramón Díaz sabe que los pibes de River siempre estarán ahí para salvarlo.

Artículos relacionados