thumbnail Hola,

Guillermo Burdisso contó que Carlos Bianchi pretende que el equipo presione más arriba al rival, algo que no hacían con Julio Falcioni, por eso todavía no llegaron al mejor nivel.

El semestre para Boca no comenzó de la mejor forma, porque a pesar de la victoria ante Quilmes en la primera fecha, sufrió una dura derrota en La Bombonera ante Toluca por la Libertadores y no pudo vencer a Tigre. El punto más frágil del equipo de Carlos Bianchi es la defensa, que hasta aquí cometió errores inconcebibles y Guillermo Burdisso adjudica dichas fallas al cambio en la forma de defender.

"Carlos nos pide que defendamos de otra manera, estamos acostumbrados a otra cosa. Nos pide salir a apretar arriba, estar cerca de los volantes y como pasó en los dos primeros partidos, quedamos pagando en cada error que hacemos", explicó el hermano de Nicolás Burdisso en diálogo con TyC Sports.

En cuanto al legendario técnico de Boca, Burdisso contó: "Personalmente me llamó la atención lo simple que es. No habló mucho conmigo, siempre que lo hizo fue antes de un partido, para pedir cosas simples, nada complicado. Eso me tranquilizó". Contrariamente a lo que muchos imaginan, el éxito de Bianchi viene justamente porque no enloquece a los jugadores, sino que les pide cosas concretas.

Uno de los cambios que sintió Boca fue la partida del Flaco Schiavi, que hacía dupla central con Burdisso. Aunque llegó Claudio Pérez para reemplazarlo, aún no se ha visto demasiado del exjugador de Belgrano porque se desgarró en la pretemporada y sólo jugó ante Tigre. "El Flaco es un ejemplo para todos los centrales. Es difícil hacer una carrera como él. El Chiqui (Pérez) hará su carrera, tiene cosas similares pero compararlo con Schiavi es difícil. Es como cuando a mi me comparan con Nicolás, él tiene 21 títulos más que yo", concluyó.

Artículos relacionados