thumbnail Hola,

El delantero de Racing superó sin problemas la operación a la que tuvo que someterse por una malformación congénita en el tobillo y ahora le esperan tres meses de inactividad.

Ricardo Centurión vivió un verano demasiado complicado. No pudo cumplir con las expectativas en el Seleccionado Sub 20, que ni siquiera pasó la primera fase; luego viajó a Rusia para sumarse a Anzhi, pero no superó la revisación médica; y hoy, de vuelta en Racing, tuvo que someterse a una operación para solucionar su problema en el tobillo derecho.

Al momento de ser analizado en Bélgica por los médicos del club ruso, se le detectó una malformación congénita en dicha articulación, algo que lo obligó a regresar a Argentina para ser intervenido quirúrgicamente y recién en junio volver a discutir su pase a Europa.

En horas del mediodía, Ricky ingresó al quirófano del Sanatorio Los Arcos, donde los médicos de la Academia trabajaron sobre el quiste en el calcáneo. El responsable de la operación, Javier Swiatlo, afirmó luego que "salió mejor de lo esperado". La recuperación incluye ahora seis semanas con una bota, sin poder pisar con el pie operado, y una inactividad

Artículos relacionados