thumbnail Hola,
Riquelme: "No tengo nada que ver con Boca"

Riquelme: "No tengo nada que ver con Boca"

Juan Román Riquelme / Fotobaires

Después del desenlace de la novela entre Juan Román Riquelme y la dirigencia Xeneize, el Diez aseguró que no tiene nada más vínculo Boca.

Tras comunicarle su decisión a Carlos Bianchi y a Daniel Angelici, Juan Román Riquelme fue lapidario en Indirecto: "Yo ya no tengo nada que ver con Boca. El club que me pretenda no tendrá que negociar nada con Boca porque yo ya no tengo nada que ver con la institución. Así de cruel, sin anestecia, un golpe mortal para los ya moribundos sueños del hincha de Boca. Riquelme no solo no volverá a Boca ahora, sino que probablemente el encuentro frente al Corinthians haya sido el último en su historia con la Diez azul y oro.

Riquelme desmintió los rumores que en las últimas semanas aseguraban un acercamiento en el acuerdo entre dirigentes y el jugador. De hecho, el Diez negó cualquier tipo de condicionamiento en una negociación que, según él, jamás existió: "Yo nunca negocie nada con Boca, nada de nada. Fui a tomar mate con Bianchi y Angelici, pero nunca pedí nada. Dije que iba a estar a disposición de Boca pero no que iba a jugar. Yo nunca pedí que me extendieran el contrato como dijeron. Y mi representante solamente fue a ver por si yo cambiaba mi decisión pero siempre fui claro".

Tal como afirmó tras su partida después de la caída frente al Corinthians en la final de la Libertadores, Román aseguró: "He tomado una decisión, he cumplido todos mis sueños con la camiseta de Boca. Me he ido del club como yo queria". Su presencia en Casa Amarilla esta mañana fue únicamente para "comunicarle al Presidente y al técnico mi decisión, no me pareció bien llamarlos por teléfono".

Su futuro dependerá de las ofertas que reciba, siempre consultando con su familia los pasos a seguir. "Si encuentro un club que me ilusione, hablaré con mi familia y veré si vuelvo a jugar. Hoy por hoy estoy contento con la vida que tengo, encontré la tranquilidad que no tenía cuando jugaba". Para cerrar una definitiva que sonó a una despedida por siempre, Román acarició el maltrecho alma de los hinchas: "El hincha siempre me va a querer y yo siempre lo voy a querer al hincha de Boca".




Artículos relacionados