thumbnail Hola,

Luciano Galletti ya se entrena en el country de City Bell y está ilusionado con la vuelta a las canchas.

La conmovedora historia de Luciano Galletti, que recibió el riñón de su padre, Rubén Horacio, llegó a su punto más feliz: el de volver a las canchas. El Huesito ya se entrenó en el country City Bell donde habitualmente practica el plantel de Estudiantes de La Plata y ya se planteó la meta de llegar a enero en igualdad de condiciones físicas con respecto a sus compañeros.

“Estoy muy contento de haber vuelto al club y estar entrenando con el grupo. La idea es hacer la pretemporada con el plantel, tengo un mes para tratar de llegar de la mejor manera. Yo ya llevo un mes entrenando por mi parte, pero hace tres días que estoy en el club y la verdad que es diferente entrenar con tus compañeros", comentó Galletti en conferencia de prensa.

Luego de contar como se siente, el exjugador de Olympiacos contó el proceso médico luego del trasplante: “La recuperación la verdad fue muy rápida y muy buena. Hace un mes que ya estoy entrenando y el lunes se cumplieron dos meses de la operación. La verdad que toda la recuperación va de diez y hay que seguir así", contó el jugador, que debutó hace 15 años en Estudiantes.

"No me voy a tomar vacaciones para tratar de llegar bien a la pretemporada que será importante para mí, para ver si puedo aguantar las cargas y trabajar a la par de mis compañeros para cuanto antes poder estar a disposición”, explicó el exjugador de Zaragoza.

Como es mitad de temporada, los equipos sólo pueden incorporar dos jugadores pero la idea es que en la Asociación del Fútbol Argentino la situación de Galletti se trate de manera especial para que no ocupe un cupo de los dos que tendrá Estudiantes. "Estamos hablando y creo que va a terminar todo bien. Seguramente me van a dar esa posibilidad de no ocupar cupo y sería muy bueno para el club porque tengo que recuperarme en lo físico, en lo futbolístico y esos sin dudas va a llevar un tiempo", concluyó.

Artículos relacionados