thumbnail Hola,

El 18 de junio de 1995, el camerunés Alphonse Tchami, en ese entonces delantero de Boca, convertía un gol en la goleada ante River en el Monumental.

Fue un partido excepcional por parte del equipo de Boca Juniors el que se jugó en junio de 1995, por la anteúltima fecha del Torneo Apertura, a la que ambos equipos llegaron sin posibilidades de luchar por el título que finalmente quedaría en manos de San Lorenzo.

El partido comenzó cuesta arriba para el visitante, porque Fernando Gamboa marcó en el arco propio y de esa forma River se ponía en ventaja. Sin embargo, en una ráfaga, Julio Saldaña y Alberto Márcico dieron vuelta el partido, aunque lo mejor estaba por venir...

Faltaban cinco minutos cuando Rodolfo Arruabarrena hizo una pared con Jorge Da Silva y trepó por la banda izquierda ante una defensa desnutrida por la necesidad de ir en busca del empate. Cuando el último defensor que quedaba fue a cruzar al Vasco, éste le cedió la pelota al camerunés Alphonse Tchami, que controló con zurda y le rompió el arco a Germán Burgos, que ya estaba arrodillado, como si supiera lo que le esperaba.

En su estadía en el Xeneize, Tchami metió 11 goles en 50 partidos. Por su simpatía y también a lo extraño que era tener un camerunés en el plantel, los hinchas de Boca le manifestaron rápidamente su cariño, el cual se potenció luego del tanto en el Monumental. Luego, el delantero emigró al Hertha Berlin de Alemania, para luego pasar por Al Wasl (Emiratos), Dundee United (Escocia), Chernomorets Novorossiysk (Rusia), OGC Niza (Francia), Shenyang Ginde (China) y Nejmeh (Líbano).

El Superclásico está lleno de historias y una de ellas cuenta la de un camerunés en el Monumental.

Artículos relacionados