thumbnail Hola,

En apenas cuatro días, los hinchas de Newell´s comenzaron a darle rienda suelta a sus sueños de ir por todo con dos triunfos y sobre todo un par de actuaciones contundentes.

Todo el escepticismo que había dado vueltas alrededor de la pretemporada de Newell's, sin participación en el mercado de pases hasta la llegada del peruano Rinaldo Cruzado y trabajando en completo silencio, quedó prácticamente olvidada con un arranque demoledor y dos victorias contundentes, tanto en el Torneo Final como en la Copa Libertadores.

Más a favor de la Lepra. De los cuatro equipos argentinos que se presentaron en el certamen continental, no sólo fue el único que ganó, sino que los restastes tres directamente fueron derrotados (Vélez y Arsenal de visitante, Boca de local), en una verdadera ratificación de un proyecto con todas las letras.

Hace poco más de un año, Guillermo Lorente apostó por el regreso de un ídolo de la institución como Gerardo Martino, ante la negativa del otro hijo pródigo, Marcelo Bielsa. Los resultados no tardaron en llegar y el rojinegro se olvidó rápidamente de los problemas con el promedio, empezando a pensar en grande.

Para el último Torneo Inicial, a Rosario volvieron tres históricos y su importancia no tardó en llegar: Gabriel Heinze, Maxi Rodríguez y Nacho Scocco fueron los refuerzos de renombre y rápidamente el equipo se transformó en candidato, incluso siendo puntero hasta que llegaron las bajas y no se pudo mantener en lo más alto.

De todas formas y más allá de no lograr títulos, llegó la clasificación a la Libertadores esta vez directa a la fase de grupos y no al repechaje, en el cual había quedado afuera en la edición 2010. Y el debut ante Olimpia de ayer fue de lo más auspicioso, viéndose un equipo agresivo y que sabe bien a lo que juega.

En los tres futbolistas antes mencionados está la clave de la columna vertebral: el Gringo siendo el referente de una defensa sólida y con pocas fisuras, la Fiera como organizador del juego y salto de calidad en el mediocampo, y Nacho como el mejor delantero del fútbol argentino actual, implacable en el mano a mano y con un disparo de media distancia infalibe.

Pero no sólo se trata de este trío. Y es en este punto donde se ve el trabajo integral. El complemento a esta experiencia es una serie de juveniles que dejaron de ser promesa para transformarse en realidades y ayudar en la causa. Es más: de los 30 integrantes de buena fe para la Copa, 21 son surgidos de inferiores.

Newell's ganó de forma merecida el domingo ante Independiente y ratificó el buen arranque contra Olimpia. Y por encima de los resultados, sobresalen los rendimientos individuales y sobre todo colectivos. El tiempo y los próximos partidos darán un panorama de para qué está el Leproso. Pero sus seis goles en dos partidos, recibiendo dos y mostrándose firme en cada metro de la cancha no hace más que ilusionar al pueblo rojinegro.

Artículos relacionados