thumbnail Hola,

Con el slogan Cantera de Héroes, Envigado es reconocido a nivel sudamericano como uno de los equipos con mejores divisiones inferiores.

Cuando Pedro Sarmiento comenzó la pretemporada para el actual torneo en enero pasado, dijo que Envigado no había fichado muchos jugadores porque su política deportiva era darle la titularidad a “pelaos” formados en las fuerzas básicas.

Y es que como cuenta su presidente Felipe Paniagua, por norma dentro del club es indispensable que el 60% de la plantilla sea proveniente de las divisiones inferiores, hecho que le ha servido para mantener una salud financiera estable durante los últimos años.

Por eso, detrás del visible cuerpo técnico que vemos partido tras partido, hay un equipo de profesionales que juegan un papel tan importante como ellos, pues son quienes observar jóvenes promesas en torneos no oficiales, les preparan psicológicamente, les rigen una dieta balanceada y, quizá lo más trascendental, les inyectan el estilo de juego “naranja”.

Todo este trabajo no ha pasado desapercibido para el resto del continente. Con orgullo, Paniagua sostiene que Envigado tiene convenios con equipos de Argentina, que al seguir la ruta de algunos que hoy triunfan en el exterior, llegaron hasta el poco visible equipo del sur del Valle de Aburrá.

De igual manera, en Colombia la “naranja mecánica” tiene acuerdos con Atlético Nacional y con equipos no profesionales donde han salido grandes jugadores del fútbol colombiano como Ferroválvulas y Arco Zaragoza.

Entre James Rodríguez, Juan Fernando Quintero, Freddy Guarín, Dorlan Pabón, Giovanni Moreno, John Córdoba y Gustavo Bolívar, por nombrar algunos, le han dejado a la economía del equipo más de 11 millones de dólares.

Ahora, mientras está ad portas de comenzar una nueva era con otro cuerpo técnico, lo seguro es que algunos jugadores, como Matheus Uribe y Johnny Mosquera, tienen prácticamente lista su venta a otros equipos.

Artículos relacionados