thumbnail Hola,

El presidente de la AMA exige mayor control sobre los profesionales para que no puedan puedan utilizar drogas con el fin de obtener mayor ventaja.

EXCLUSIVA

El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), John Fahey, ha afirmado en exclusiva para Goal.com que las autoridades del fútbol no están trabajando lo suficiente para llevar a cabo unos mejores controles de la sustancia prohibida EPO.

En el simposio de la AMA con los medios de comunicación en Londres, el dirigente afirma que el fútbol debería hacer más en su lucha contra el dopaje y que la organización que él encabeza estaría dispuesta a echar una mano para ayudar por la causa.

"Ellos no están haciendo prueba suficientes para detectar EPO", espetó Fahey. "Pueden hacer más y les animamos a hacer más. Deberían utilizar más la inteligencia y no sólo centrarse las pruebas realizadas", añadió.

Fahey también expresó su pesar por la negativa de fútbol de adoptar el pasaporte biológico del deportista como parte de su armamento en la lucha antidopaje, poniendo en duda la eficacia de los protocolos actuales del deporte rey.

"Hacer más pruebas es un factor importante y puede ser una manera eficaz de encontrar casos, pero yo diría que el pasaporte biológico del atleta es una herramienta muy eficaz... ¿Por qué en el fútbol no lo usan? Pueden hacerlo, y en mi opinión, haría los controles más efectivos", explicó.

El director general de la AMA, David Howman, cita la Liga Americana de Beisbol (MLB) como un ejemplo a seguir para el fútbol. La MLB lleva a cabo más pruebas que muchas agencias antidopajes nacionales, e incluso los jugadores están sometidos a cuatro pruebas por año. Futbolistas del más alto nivel y en otros deportes de equipo, pueden tener toda una carrera deportiva sin pasar un solo análisis de sangre.

Una de las razones que se dan como impedimentos para extender los controles de las prácticas antidopajes son los costos prohibitivos a los que darían lugar a aumentar las pruebas. El mes pasado el diario alemán Süddeutsche Zeitung afirmaba que la Bundesliga no podía permitirse el lujo de realizar análisis de sangre a sus jugadores a pesar de que su facturación anual superó los dosmil millones de euros el año pasado.

"Reconozco que todo esto cuesta dinero", dijo Fahey. "Y sospecho que algunos deportes lo pueden pagar con mayor facilidad que otros. Sólo puedo animar a todos a que se den cuenta de que esto debe ser una prioridad para garantizar la integridad de su deporte".

El presidente también hizo hincapié en la importancia de que no solo cuentan las pruebas  analíticas en la lucha antidopaje mundial. Los casos de más alto perfil como los que involucraron a Marion Jones y Lance Armstrong no dependieron principalmente de los test sangre y orina, sino que testimonios e investigaciones fueron claves en el desarrollo de ambos casos.

"Ni nosotros (AMA), ni ninguna otra agencia antidopaje, estamos en el negocio de reaccionar a los rumores. Por lo que hay que ser muy cuidadoso con la información que obtienes", dijo.

"Por otro lado, obtenemos  información anónima diaria en nuestra sede y nos aseguramos de que el órgano competente reciba esa información para su seguimiento. Así que no podemos ignorarlo, pero uno tiene que trabajar sobre los hechos. En cualquier parte mundo siempre se puede hacer más. Algunos tenistas de alto nivel afirman que no pasan pruebas con regularidad. Así que el tenis puede hacer más. El fútbol puede hacer más", concluyó.

Artículos relacionados