thumbnail Hola,

A nueve puntos de ventaja, Manchester City necesitará otro milagro para arrebatarle la Premier League al United, aunque parece utópico esta temporada.

En las últimas temporadas, la Premier League se ha polarizado en una lucha entre los dos gigantes de Manchester, un mano a mano entre City y United, United y City. Después del milagroso título del año pasado, el escenario parece repetirse de cara al desenlace del actual certamen. Ocho puntos ayer, nueve hoy, un futuro que por rendimientos se asemeja utópico para el equipo de Roberto Mancini.

El agónico gol de Sergio Aguero frente al Queens Park Rangers obró el milagro. Los Ciudadanos remontaron una desventaja de ocho puntos, la máxima que habían conseguido los Red Evils después de la fecha 32. La inesperada derrota del elenco de Sir Alex Ferguson frente al Wigan despertó la ilusión de un escolta que llegó al derby de la 36° jornada a tres puntos. El gol de Vincent Kompany construyó el triunfo del local en Etihad Stadium, el cual le permitió igualar la línea de las 83 unidades. Victorias frente al Newcastle y el QPR aseguraron el título después de 44 años, empatado en 89 puntos pero con la ventaja de haber festejado en los dos clásicos.

Con trece fechas todavía en el debe, la diferencia a favor del Manchester United es de nueve puntos. La remontada parece imposible por el rendimiento de un City que jamás ha igualado su producción de la pasada Premier League. Para colmo, los Diablos Rojos han aumentado su capacidad goleadora con la incorporación de Robin Van Persie. El panorama es desalentador para el conjunto de Mancini, después del fracaso en la Champions League y el flojo rendimiento colectivo que las individualidades ocasionalmente rescatan.

Artículos relacionados