thumbnail Hola,

Luego de sacar ventaja de 2 a 0 en el primer tiempo, Argentina no pudo parar a Brasil que se impuso 3 a 2 con un gol en el tiempo suplementario y avanzó a semifinales.

Con un gol en tiempo suplementario, Brasil le ganó a la Argentina por 3 a 2 y se clasificó para las semifinales del Mundial de Futsal que se juega en Tailandia. Los cuarenta minutos de tiempo regular habían terminado 2 a 2, tras un primer tiempo que finalizó con ventaja de dos goles para el conjunto albiceleste.

El partido se presentó como se preveía: Brasil con la iniciativa, el balón y apostando a su ataque posicional; Argentina defendiendo, esperando agazapada para salir de contra llegar a posición de ataque con la menor cantidad de pases posibles. El dominio inicial de los brasileños resultó infructuoso en parte por el buen trabajo de Santiago Elías, pero también por el esquema defensivo argentino, que dio pocos espacios a los habilidosos rivales.

La expulsión por doble amarilla del potente Je, al promediar la etapa, fue un soplo de aire fresco para la Albiceleste, más allá de que no supo aprovechar los dos minutos en los que tuvo un jugador más.

Esto poco importó después, ya que en una ráfaga Argentina tomó una impensada ventaja de dos goles. El primero fue de Maximiliano Rescia, que definió cruzado una buena contra armada por Santiago Basile (2-0, 17’); el segundo llegó por intermedio de Cristian Borruto, quien recibió de espaldas, giró y anotó con un remate bajo (2-0, 18’).

Brasil, que por primera vez en el torneo se encontró en desventaja, acentuó la presión sobre Argentina en complemento, obligándola a defender cada vez más cerca de Elías. Por eso apeló a los remates de larga distancia: Simi estrelló uno en un poste y Falcão otro en el travesaño.

Sin embargo, Brasil tardó apenas dos minutos en meterse de vuelta en partido, ya que Neto descontó con un potente disparo largo (1-2, 33’) y Falcão anotó el empate desde la puerta del área (2-2, 35’), a sólo cinco minutos del final.

A pesar de su superioridad, Brasil recién pudo imponerse en el marcador en el tiempo suplementario gracias a otro enorme disparo de Falcão, a tan sólo 18 segundos del final de la primera parte de la prórroga (3-2, 45’).

De esta manera, Argentina cerró su participación en el Mundial con tres victorias y dos derrotas y no pudo igualar su mejor actuación que data de 2004 cuando fue cuarto en Taiwán.