thumbnail Hola,

Javier García se manifestó por las agresiones que sufrió Tigre: ‘Fue algo impensado’. Echeverría también contó que les estuvieron pegando por más de diez minutos.

Los jugadores de Tigre describieron el caos que se vivió en la final de la Copa Sudamericana, más precisamente en la zona de vestuarios durante el entretiempo.

El arquero Javier García detalló: “Fue algo impensado. Estábamos en el vestuario y nos encontramos con diez, quince tipos que sin hablar se pusieron en guardia para pegar y nosotros respondimos. La pelea duró bastante y cuando llegó la policía también nos empezó a pegar”.

Sobre quiénes eran los agresores, el ex Boca aventuró: “Eran todos de San Pablo, imagino que de seguridad porque eran grandotes y estaban con las remeras del club. A Albil le apuntaron dos veces con un arma. Nos cagaron a palo, era una locura salir al segundo tiempo”.

Mariano Echeverría agregó que los violentos  “eran los mismos que no nos dejaron entrar a reconocer la cancha”. Para el defensor, a Tigre lo van a sancionar. “Se nos ha respetado muy poco, han pecado de inocentes porque acá se los trató muy bien. Si teníamos que subir y aceptar el segundo lugar, era bienvenido”, contó. Para dejar más graficada la situación, reflexionó: “Mientras festejaban la Copa, estaban suturando a Galmarini en el brazo”.  

Artículos relacionados