thumbnail Hola,
Galmarini: “Se vivió un caos total, difícil de entender”

Galmarini: “Se vivió un caos total, difícil de entender”

Martín Galmarini tras las agresiones

Tigre arribó al país tras la escandalosa final de la Copa Sudamericana en Brasil. El capitán y el técnico Gorosito coincidieron en que nunca vivieron ‘algo así’.

El plantel de Tigre fue agredido en el entretiempo del partido ante San Pablo y esa situación llevó al conjunto argentino a tomar la decisión de no volver al campo de juego. Los de Victoria perdieron la Copa y retornaron al país, donde contaron las sensaciones vividas.

Matías Galmarini manifestó: Ojalá que alguien tome cartas en el asunto. Es una ilusión, pero creo que Tigre va a ser sancionado y San Pablo no. De lo que estoy seguro es que Tigre no podía salir a la cancha, porque estábamos nerviosos y si nosotros llegábamos a hacer un gol podía pasar cualquier cosa. Fue buena la decisión de no volver al campo de juego”.

Sobre las agresiones en el vestuario, todos los jugadores coincidieron en que los violentaron con palos y amenazaron con armas de fuego. El volante describió el ataque: “Estábamos yendo al vestuario y cuando levanto la vista había once tipos en guardia, sacaron bastones y nos iban a romper todo. Teníamos la sensación, el susto, de que podía pasar cualquier cosa. Se vivió un caos total difícil de entender. Por ejemplo, Botta estaba blanco, en el piso, la situación en el vestuario fue rara, caótica”.

Para el Patito Galmarini “estuvo todo orquestado, armado con anterioridad”. Y agregó: “Los mismos matones que nos fueron a pegar no nos dejaron entrar a reconocer la cancha. También la gente de la Conmebol nos sacó. Llegamos al Estadio con los vidrios rotos. Pienso que hay mucha gente involucrada,  San Pablo es una ciudad grande, un club grande. Y nosotros queríamos vivir un momento histórico, más allá del resultado, y terminamos en la fiscalía”.

Por su parte, el entrenador Néstor Gorosito declaró estar “asombrado por lo que pasó” y dijo que no habló con nadie de la AFA. “Nunca viví algo así.los cuatro árbitros vieron absolutamente todo lo que estaba pasando y lo único que querían era que saliéramos a jugar”, manifestó indignado.

Artículos relacionados