thumbnail Hola,

La blanquirroja debe recompensar el gran apoyo que recibe de su hinchada logrando ganar ante Venezuela y Argentina para que siga latente la ilusión de llegar al mundial 2014.



Por Ángel Rebelde.-
 
Se vienen dos partidos de vital importancia para la selección peruana ante Venezuela y luego contra Argentina. Esto ha generado una gran expectativa entre los aficionados que pese a la incómoda posición de la blanquirroja todavía mantienen la confianza en su equipo, que de asumir el compromiso para conseguir ganar estos cotejos.
 
Es una tarea ardua la que le espera a los dirigidos por Sergio Markarián porque en primera instancia Venezuela viene decidido a robarse al menos un punto de Lima, asimismo Argentina con su cartel de favorito tratará de retornar a su país con una victoria. Sin embargo, se debe tener en cuenta que estos juegos hay que afrontarlos como finales.
 
Sin duda, es digno de aplaudir las muestras de apoyo que reciben los seleccionados peruanos de su público y eso debe ser un gran aliciente para que salgan convencidos a dejar el alma en el campo. El estadio Nacional lucirá un lleno de bandera tal como lo fue en el duelo ante Colombia, pero la gente espera salir sonriendo y no decepcionada.
 
Ya no hace falta pedir respaldo y confianza a los hinchas, porque solo al verlos hacer esas largas colas para no perderse estos partidos grafican su apoyo incondicional. Esperemos que en estos juegos no se note la poca voluntad, porque es momento que los jugadores se pongan la mano al pecho para salir con la convicción de ganar.
 
Es importante escuchar entre los jugadores que no dejarán escapar más puntos de locales, pero no solo es querer y poder sino atreverse a proponer con orden e inteligencia para lograr los seis puntos. El ambiente positivo que reina en la Videna, luegar de concentración de la blanquirroja es un punto a favor para el cuadro incaico.
 
Si en algún momento hablamos del compromiso que deben tener los jugadores, esta será la ocasión para algunos, en particular los que militan en el extranjero de demostrar que si están por voluntad en la selección y no por obligación. Eso no hay que decirlo de la boca para afuera sino hay que plasmarlo en el verde contra los venezolanos y argentinos.
 
Que sirva de modelo para sus compañeros de equipo las ganas y deseos que tiene por jugar el delantero Paolo Guerrero, quien pese a la lesión que padece en tobillo, aseguró que jugará hasta cojo. Eso lo califica como un jugador muy comprometido con su selección y esperemos que esta muestra de sacrificio sea imitada por todos.
 
Los aficionados están faltos de alegrías y ojalá que ese esfuerzo que hacen por acudir al estadio para acompañar a la blanquirroja sea por fin recompensado con una victoria. Que el rostro de cada hincha reboce de felicidad luego de estos cotejos porque los jugadores tienen la obligación de matar en el campo para que la ilusión de ir al mundial se mantenga viva.


Relacionados