thumbnail Hola,

Barcelona de Guayaquil logró doblete en la liga ecuatoriana, regresando por la puerta grande a la Copa Bridgestone Libertadores tras 9 años de ausencia.

José Antonio Amaya Pardo es de esos futbolistas ganadores por naturaleza, ya que en sus pasos por Junior de Barranquilla y Atlético Nacional logró dar la vuelta olímpica, situación que repetiría con creces en Ecuador al consagrarse campeón de los torneos apertura y clausura con el Barcelona de Guayaquil.

1430 minutos en cancha, cuatro goles y 5 amonestaciones fueron el aporte, del popular “Ringo” a la gran campaña realizada por el Barcelona, que se consagró como campeón anual tras ganar en franca lid los dos torneos de la temporada, clasificando de esta forma a la Copa Bridgestone Libertadores y la Bridgestone Sudamericana para 2013.

Sin embargo como toda alegría no es completa, Amaya se mostró triste tras conocer que no sería tomado en cuenta para la temporada 2013, razón por la que se encuentra escuchando ofertas para continuar con su paso ganador.

A continuación las declaraciones de Amaya al portal lahora.com.ec tras conocer la noticia de su salida:

“Quiero despedirme, no sin antes agradecer por todo lo que hicieron por mí. Me voy muy contento a mi país, sabiendo que dejé una huella. Mi objetivo era hacer historia y meterme en el corazón de la hinchada y gracias a Dios cumplí con esta meta, ahora debo pensar en lo que se venga para mí”.

Al preguntarle si hubo roces con el timonel Gustavo Costas, el costeño manifestó: “Lo ratifico, nunca hubo problema con el profe, al contrario, tuve contacto importante, es una gran persona y técnico y le digo que siga de igual manera”.

Y agregó: “Siempre pensé en quedarme, pero no se pude hacer más. Si yo fuese dueño del equipo, me habría quedado sin ningún problema, no hubo arreglo, esto es fútbol y hay que seguir adelante; “La gente me habla de lo que hice en Barcelona y eso me da nostalgia, pero siempre estaré a disposición de regresar al fútbol ecuatoriano”.

Artículos relacionados