thumbnail Hola,

A pesar de todas las críticas en contra a Fernando Uribe, el delantero volvió a marcar en una final dirigida por Juan Carlos Osorio.

Es evidente que no ha sido un semestre fácil para Fernando Uribe. Quizás el jugador más criticado por la hinchada de Atlético Nacional, sobretodo por los pocos goles que ha hecho hasta el momento que no son proporcionales a la cantidad de oportunidades que ha tenido.

Sin embargo, en finales Uribe siempre aparece... y bajo el mando de Juan Carlos Osorio. En 2010, cuando Once Caldas ganó la final de Liga ante Tolima, el exjugador del Chievo Verona fue uno de los anotadores y ayer en la noche estuvo ahí para hacer del pase de Macnelly Torres un gol.

"¡Qué desahogo!"
Al final del partido, Fernando Uribe demostró su alegría por el gol ante Deportivo Pasto. "Qué desahogo", fueron sus primeras palabras, unas palabras que tenía estancadas en su garganta porque si bien no hacía goles varias veces le fue reconocido por la hinchada su entrega en el terreno de juego.

"Con este gol quiero decirle a la hinchada que siempre se trabaja fuerte y profesionalmente para lo mejor del equipo. En cada entrenamiento damos todo de sí para que este tipo de cosas ocurran", dijo un Uribe del que se espera, ahora aparezca con todos sus goles en las finales.

Además, el delantero sabe que aún tiene muchas deudas pendientes: "le pido disculpas a la hinchada por todos esos momentos donde no hice mi trabajo y, sobretodo, por la paciencia que me han tenido".

Fernando Uribe y Juan Carlos Osorio se unieron en 2010 en el Once Caldas para salir campeones. En esa temporada, Uribe marcó 22 goles y su el máximo goleador de la Liga.

Artículos relacionados