thumbnail Hola,

Luego de varios días de hacer oficial su descenso a la segunda división, Deportes Quindío está en incertidumbre: ninguna voz oficial habla de lo que pasará con el club.

El descenso directo del Deportes Quindío no es más que el resultado de un cúmulo de problemas internos en el equipo, que le imposibilitaron en pensar en lo deportivo y así causar que Armenia se quedara sin fútbol de primera categoría.

Todos los cañones de la hinchada apuntan sino a Hernando Ángel, el actual presidente del equipo, a quien en varias ocasiones, a través de protestas afuera de la sede, se le ha hecho conocer el inconformismo con el que la gente asume su trabajo.

Y es que a apesar de haber descendido, nadie en Deportes Quindío habla del inmediato futuro del club y eso preocupa. Algunos rumores indican que el equipo está en venta por alrededor de 2,5 millones de dólares, al igual que el Universitario de Popayán, equipo de segunda también propiedad de Ángel, cotizado en un millón de dólares.

De momento, entonces, la única persona -ajena al equipo- que ha hablado del tema es la alcaldesa de Armenia, Luz Piedad Valencia: “es muy triste lo que sucedió que nuestro emblema deportivo haya perdido la categoría. Estamos a la espera de la decisión del Juez sobre una acción popular interpuesta por algunos ciudadanos, para saber qué puede hacer la Administración”.

El equipo del eje cafetero, de todas maneras, inició entrenamientos el miércoles pasado.

Relacionados