thumbnail Hola,

La baja asistencia y la agresividad de una porción de la hinchada tolimense, llevaría a las directivas a decidirse por jugar a puerta cerrada.

Dos empates, una derrota y una victoria tienen a Deportes Tolima en la casilla 11 de la tabla. El equipo aún no despega con fuerza en la Liga y la hinchada se ha hecho sentir por su ausencia.

Es por eso que las directivas del conjunto pijao optarían por que el próximo encuentro en calidad de locales en el Estadio Murillo Toro de Ibagué, se juegue a puerta cerrada. Se trata del juego frente a Cúcuta Deportivo correspondiente a la fecha 6, programado para el sábado 24 agosto a las 7:45 pm.

Y es que el promedio de asistencia de los últimos dos juegos ha rondado las 1000 personas, cifra que resulta poco sostenible económicamente para el club. Adicionalmente, una porción de la poca hinchada asistente se ha mostrado agresiva en contra de los jugadores, directivas y cuerpo técnico, por lo cual se determinaría el cierre del estadio.

"Estamos viendo la posibilidad de jugar a puerta cerrada, porque los costos de abrir el estadio son altos y los ingresos son mínimos", aseguró a la prensa tolimense Ricardo Salzar, Gerente de Deportes Tolima.

En las próximas horas se comunicará la decisión del club.

Artículos relacionados