thumbnail Hola,

Once Caldas fue uno de los equipos con más movimientos en la bolsa de jugadores del fútbol colombiano sumando diez fichajes, además de la del entrenador Santiago Escobar.

El semestre pasado fue uno de los más negativos para Once Caldas en sus últimos años. Angel Guillermo Hoyos llegaba a la dirección técnica de Once Caldas luego de hacer una buena temporada con Bolívar de Bolivia; sin embargo, y afectado por el mal estado económico del club, los resultados no se veían y los jugadores pedían su sueldo cumplido.

Fue cuando llegó la compra de Once Caldas por parte de Kenworth de la Montaña y parecía que ahora sí el argentino tendría todo lo necesario para hacer un buen trabajo; no obstante, los nuevos dueños tenían en su mente a otro entrenador: Santiago Escobar.

Y de inmediato Once Caldas empezó a sonar en el mercado de fichajes desmantelando la columna vertebral de Deportivo Pasto, pues fichó a José Cuadrado, Gilberto García, Carlos Giraldo, Omar Rodríguez y Edwars Jiménez, elementos clave en las buentas actuaciones del elenco pastuso.

No contento con ello, Escobar poco a poco fue sumando nuevos hombres: los centrales Sebastián Puerta y Camilo Ceballos; César Arias y Jorge Núñez para el medio campo; y el delantero Sergio Herrera.

Así, más la continuidad de Pablo Frontini, Lucas Scaglia y Gonzalo Cabrera, Once Caldas llenó las expectativas de un equipo que está en la delgada línea del éxito o el fracaso.

Para Santiago Escobar, Once Caldas es todo un reto en el que podrá demostrar en qué nivel está como entrenador. Si Escobar vuelve a su mentalidad de 2005 cuando trataba de imponer su juego y no estar condicionado por el del otro como lo demostró en sus últimas etapas en Nacional, sin duda podríamos esperar algo muy bueno de Once Caldas.

El equipo de Manizales lo tiene todo: nómina, salud financiera, hinchada, estadio y un cuerpo técnico que puede rendir. Veremos qué tal va todo en conjunto.

Artículos relacionados