thumbnail Hola,

Las autoridades de la ciudad despliegan un gigantezco operativo policial para garantizar la seguridad de los asistentes al partido y evitar desmanes al rededor del estadio.

Millonarios y Medellín jugarán la final del torneo finalización del torneo colombiano y las autoridades de la ciudad hacen un llamado a la cordura y a la prudencia en los festejos en caso de que la estrella se quede en la capital del país.

Con ley seca, tres anillos de seguridad y un operativo policial que suma más de 3500 uniformados, las autoridades bogotanas buscan que la final del campeonato colombiano no se empañe por actos vandálicos ni tragedias.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá dejó claro que se permitirá el ingreso de personas en estado de embriaguez ni bajo el efecto de sustancias alucinógenas al partido, además de marcar un perímetro de cerca de 100 cuadras, en donde no se permitirá el consumo de alcohol.

De la calle 26 a la calle 80 y de la avenida 68 a la avenida Caracas no está permitido el consumo ni la venta de alcohol antes del partido, pero se hará efectivo para toda la ciudad una vez termine el encuentro.

Además, las autoridades tendrán 3 anillos de seguridad en los cuales no podrán ingresar personas sin boleta. Además de esos tres anillos, la organización del evento revisará minuciosamente cada entrada, debido a las graves denuncias por falsificación que se recibieron en la semana.

Una vez terminado el partido y en caso de que Millonarios sea el campeón, se tiene preparado un operativo en el cual los hinchas acompañarán al equipo en caravana hasta el parque Simón Bolivar, epicentro de los festejos capitalinos desde hace un par de años.

Para el cubrimiento del evento se calcula que unos 3500 uniformados estarán dispuestos para la final del fútbol colombiano.

Las autoridades hacen un llamado a la comprensión, tolerancia y buen comportamiento por parte de los hinchas de Millonarios en caso de salir o no campeón.

 

En julio pasado, cuando Independiente Santa Fe fue campeón, no se presentaron disturbios ni incidentes graves, salvo un accidente de transito por la imprudencia de unos jóvenes en estado de embriaguez y que terminaron perdiendo la vida.

Artículos relacionados