Medellín y Millonarios dejaron lo bueno para lo último

Lo que prometía ser un gran partido por lo visto en el primer tiempo, terminó siendo un soso encuentro entre los dos finalistas de la Liga que empataron a cero.
Desde el primer minuto los equipos mostraron que no se iban a guardar nada y cuanto antes ambos comenzaron a crear opciones claras de gol, aunque con caminos distintos.

Medellín prefería ir más directo al arco de Luis Delgado a través de la velocidad de Felipe Pardo y "Kiko" Zapata, y la media distancia y creación de John Viáfara.

Por su parte Millonarios se dedicaba al "tiki-taka" para llegar al arco contrario. El mediocampo azul demostró que se conocen entre sí al crear varias opciones de gol que los delanteros (sobretodo Wason Rentería) desperdiciaron.

Sin embargo en el segundo tiempo el partido rebajó muchísimo de calidad. Pareció que los equipos echaron todo de sí en el primer tiempo porque en los siguientes 45 minutos ninguno de los dos creó oporunidades de gol claras, a excepción de una que tuvo solo Felipe Pardo para Medellín.

El juego de Medellín en el primer tiempo fue raro, pero en el segundo tiempo volvió a su escencia de esperar y no hacer mucho. Millonarios no tuvo posibilidad de hacer su toque-toque y se lleva un punto a Bogotá.

Una de las pocas cosas que dejó la final fue sin duda la sensible baja de John Viáfara para Medellín, que fue expulsado por doble amarilla ante una supuesta simulación de pena máxima.

El próximo partido se jugará el domingo en El Campín de la capital colombiana.qu e