thumbnail Hola,

Cúcuta Deportivo tenía la opción más clara para entrar, Quindío debía ganar y Chicó necesitaba la victoria y una ayuda extra. Los tres equipos perdieron y se quedaron por fuera.

Como se dice popularmente "en la puerta del horno se quema el pan" y cuando seis equipos estaban en la pelea por 2 cupos, la regla se aplicó inevitablemente. Cali, Boyacá Chico, Quindío, Pasto, Medellín y Cúcuta Depotivo estaban en la pelea por los dos últimos cupos para clasificarse a los cuadrangulares y 4 resultaron quemados en la última fecha.

Cali tenía la tarea más difícil y tuvo que cumplirla sin 4 de sus figuras principales: Domínguez, Escobar, Peralta y Marin. El conjunto azucarero debía ganarle en condición de visitante a Equidad por una diferencia de 4 goles. El resultado del juego fue un amargo empate a un gol que dejó por fuera al equipo vallecaucano y le aseguró a Equidad el punto invisible.

El domingo se jugaron simultáneamente 3 encuentros de 5 equipos en busca de 2 cupos. Boyacá Chicó buscaba como visitante una victoria frente al eliminado Santa fe, pero además debía esperar empates en los otros juegos. El resultado: otro equipo quemado tras perder por 1-0. Boyacá Chicó tuvo una buena campaña pero hace 5 fechas no volvió a ganar y eso le costó la clasificación. La falta de definición fue su gran debilidad.

En otro juego se enfrentaron Quindío y Medellín. El conjunto cuyabro comenzó ganando en casa en el minuto 29 y hasta el final de la primera parte estaba consiguiendo la clasificación. Sin embargo 'el poderoso de la montaña' se despertó con fuerza y convirtió 3 anotaciones en el segundo tiempo que dejó a los cafeteros por fuera de manera contundente.

En el tercer encuentro Pasto y Cúcuta se vieron las caras. Al conjunto motilón le bastaba conseguir un empate en La Libertad para ubicarse en la séptima casilla y comenzó con la ilusión tras la anotación de Figoli en el minuto 20. Los pastusos consiguieron el empate de penal 5 minutos más tarde y el encuentro se transformó en final. A Cúcuta le servía el 1-1 pero debía mantener el resultado mientras para los pastusos la única opción era ganar y no estaban dispuestos a perder en casa. Antes de finalizar el primer tiempo consiguieron ponerse en ventaja y el resultado hasta el final del partido. Los motilones se quedaron por fuera y los pastusos conquistaron el último cupo a los cuadrangulares.

Sin dudas fue un cierre de temporada lleno de emociones. Los últimos dos cupos clasificaron con 25 puntos, un promedio un poco bajo para el número mágico de 27, pero Medellín y Pasto darán una dura pelea en los cuadrangulares. Para Cúcuta el futuro es incierto pues deberá jugar la promoción y para Quindío, Chicó y Cali solo resta decir: otra vez será.

Artículos relacionados