thumbnail Hola,

Terminada la fecha 13, ya hay equipos que están a punto de clasificarse a los cuadrangulares finales, mientras que otros tienen su destino marcado por el fracaso.

MILLOS, MOMENTO DE DECIDIR.


El equipo embajador logró quedarse con la victoria en el Campín ante Cúcuta en el último minuto y confirmó su posición de líder con un partido menos. Los de Hernán Torres deberán enfrentar al Medellín el próximo domingo en el Atanasio y al Tolima el jueves en Bogotá. Además el 23 tiene el partido de vuelta contra el Palmeiras por Copa Sudamericana... Muchos partidos y el momento de pensar a qué apostar… El título local o llegar lejos en la Copa. 

 

VUELAN ALTO


Las Aguilas vuelan alto y ven a todos desde arriba de la tabla, salvo a Millonarios que suma los mismos puntos. Los de Leonel Álvarez  llegaron a 26 puntos después de golear en su casa a Quindío y es el equipo paisa que mejor juega y que mejor cara tiene para los cuadrangulares finales.

VUELVEN A SOÑAR


Chicó venció en un reñido encuentro a Independiente Medellín y volvió a entrar al grupo de ocho primeros. Sueña con clasificarse para repetir lo hecho en el 2008 cuando se coronaron campeones de la Liga colombiana de primera división.

VALIÓ EL GOLAZO


Santa Fe no viene bien, necesita ganar los partidos que le quedan por delante, para poder clasificar  a la fase final, pero su volante creativo, fundamental en la obtención de su séptimo título en julio pasado, sigue siendo la figura cardenal. En el encuentro ante Nacional, Omar Pérez se fajó con un golazo olímpico que descrestó a todo Colombia.

¿EXISTE EL AZUCAR MILAGROSA?

Cali vive una situación similar a la de los actuales campeones del fútbol colombiano. Suma 14 puntos y está lejos de clasificar, de hecho, necesita que milagrosamente gane los cinco partidos que le quedan y que sus rivales de arriba no lleguen a 27 puntos. El estratega uruguayo a cargo del plantel azucarero, criticó fuertemente el nivel de algunos de sus jugadores y la actitud pasiva del equipo.

CONDENADOS A SUFRIR


Muchos dicen que la suerte del campeón existe, y es cierto, también hay quienes aseguran que el destino de los descendidos también está escrito. Y esa es la realidad del Real Cartagena. En un partido clave frente a Envigado, el conjunto heroico iba ganando 2 a 0 en su ciudad y de un momento a otro, se le vino el infierno de la B encima. Los jugadores se durmieron y terminaron perdiendo el partido 2-3 y lo hunden más en el fondo de la tabla del descenso. De terror el presente auriverde que ve cómo en cada fecha se acerca más a la segunda división.