thumbnail Hola,

Millonarios le ganó el clásico a Santa Fe y sigue de líder, en el clásico paisa no se hicieron daño, mientras que en el costeño, los hinchas hicieron suspender el partido.

La jornada de clásicos del fútbol colombiano dejó cosas buenas, regulares y malas. A  Millonarios como líder, penales regalados por los árbitros, hinchas que hicieron desmanes, equipos que no levantan cabeza y otros que se quieren aferrar en primera división.


La punta es azul. Millonarios se quedó con el clásico 269 en un partido no apto para cardiacos, goles, palos, patadas en el piso, expulsados, lesiones, ingredientes dignos de un buen clásico donde ninguno quería perder. Al final victoria azul que se aseguró la punta.


Empate paisa. En Medellín verdes y rojos se vieron las caras y cuando todo parecía victoria del poderoso, el arbitro se inventó un penal inexistente que le dio el empate al verdolaga.

Blanco oscuro. El Once Caldas sumó una nueva derrota en el campeonato, lleva 5 al hilo. Esta vez perdió como local 1-3 ante el Quindío que aprovechó a su nuevo refuerzo, Sergio Herrera,  quien anotó dos goles.


Por fin ganamos sumercé. En el estadio la Libertad de Tunja, el clásico de las ruanas quedó en manos del recién ascendido Patriotas, que derrotó a su rival de patio y de paso obtuvo su primera victoria en el torneo.


Amargo empate. En el clásico del Tolima grande, opitas y pijaos no se hicieron daño, ni un rasguño que generará peligro. Fue el fiel reflejó entre las tribunas y el terreno de juego, muy poca gente y muy poco fútbol en el Guillermo Plazas.


Qué viva Pasto Carajo.  El conjunto tricolor fue una tren que le pasó por encima el Deportivo Cali que no levanta cabeza. En 25 minutos ya iba ganando 3 – 0, resultado final ya que el Pasto se relajó y los azucareros se cuidaron en defensa.


Casa asegurada.  El equipo bogotano le ganó al Cúcuta 3 a 1 y suma 10 puntos en condición de local. Cúcuta a pesar de la derrota sigue haciendo buenas presentaciones de cara a la pelea por permanecer en primera división.


Los anti heroicos.  El Real Cartagena perdía como local 1-3 ante un apabullante Junior, con un Teo Gutiérrez intratable y un Dayro Moreno enchufado en la delantera barranquillera. Los hinchas no aguantaron  más la situación y empezaron a pelearse con la policía, saldo final, tres heridos, y millones de pesos en daños al estadio Jaime Morón.


Empate chiquito. Tanto el Envigado como el Itagüi, tienen los estadios mas chicos del país. En una jornada de clásicos como lo es habitualmente la novena fecha del fútbol colombiano, el resultado aburrió a los pocos asistentes al Parque Estadio Sur de Envigado.