thumbnail Hola,

A pesar de la sanción impuesta por la Federación Colombiana de Fútbol, Pimentel sostiene que el tan solo puso sobre la mesa las dudas sobre el arbitraje en Colombia.

Como injusta calificó la sanción en su contra el accionista mayoritario del Boyacá Chico y siempre controvertido Eduardo Pimentel, pues según el, tan solo planteó un situación que se presenta con la comisión arbitral del país y además  lo hizo a través de una red social, que es un medio de libre expresión, por lo cual también señalo se estarían violando su libertad de expresión.

Las declaraciones de Pimentel fueron explosivas y cuestionaban el papel de los árbitros en los partidos del rentado colombiano, al señalar que hay padrinos que manipulan el arbitraje y por lo tanto los resultados.

“Lo de Peñuela en el partido Tolima Vs Junior es vergonzoso no hay derecho, ofrezco 1 millón a quien me diga con certeza quién es el padrino”, trinó.

También declaró, “Roldán y peñuela tienen una historia negra en el arbitraje colombiano dirigiendo y los siguen nombrando como si nada”.

Estos trinos le costaron una sanción ejemplar por parte de la federación de 23 millones de pesos, mas 3 meses alejado de el Fútbol, para Pimentel no fue mas que un intento de poner las cartas sobre la mesa, para los directivos del futbol nacional fue una ofensa contra las autoridades del futbol colombiano; con razón o sin ella lo cierto es que Pimentel que siempre da de que hablar por sus controvertidas declaraciones tendrá que acatar las consecuencias de sus trinos.

Artículos relacionados