thumbnail Hola,

En lo que concierne al Grupo “B”, el gran favorecido de la jornada fue Atlético Nacional quien venció en el Estadio el Campin de Bogotá a La Equidad Seguros con un contundente 2-0

La jornada se abrió en el Nemesio Camacho el Campin de Bogotá, con el juego entre La Equidad Seguros y Atlético Nacional, éste último oficiaba de visitante pero en las tribunas parecía estar jugando de local, como siempre sucede en casi todas las plazas, su hinchada lo acompaño con todo el fervor que les inspira.

Desde el primer minuto los de la Capital de la Montaña dominaron las acciones de juego, quizás su esquema no guste tanto a la afición pero es efectivo y, sobre todo, consigue resultados muy importantes cuando está de visita; en el minuto 45 y ya esperando el pitazo para la finalización de la primera parte, un gran pase de Mejía, Avilés recepta con habilidad el balón, tiro cruzado al segundo palo y el gol que regresa la tranquilidad a los Verdes para regresar al encuentro.

En la segunda mitad Equidad intentó tener el domino de las acciones, algunos remates aislados pero de peligro, fueron controlados por Bonilla, Nacional toma un nuevo aire y logra inquietar la valla aseguradora, pero fue solo hasta el minuto 84 que Luís Fernando Mosquera, a pase milimétrico de Macnelly Torres, logra con la cabeza pasar el balón por encima de la humanidad del arquero Mesa, y penetrar el balón para el 2-0 con el que se cerraría el encuentro.

A segunda hora Deportivo Independiente Medellín e Itagüí Ditaires, cerraron la jornada de este grupo el día sábado con empate a cero. Resultado poco beneficioso para ambos ya que su rival de patio gano de visitante.

En la primera parte Itagüí intento dominar las acciones con ataques punzantes de Alzate y Aguirre, pero la defensa roja se comportó a la altura como lo exigen este tipo de partidos; empujados por el corajudo Viáfara los del Medellín equilibraron el partido y confeccionaron varias ocasiones de peligro para el marco de Zapata, pero todos fueron conjurados por el buen guardameta.

Para el segundo período Medellín salió dispuesto a defender su condición de local, Felipe Pardo, quien ingresó por lesión de Arboleda, se convirtió en un dolor de cabeza para la defensa de las Águilas Doradas, sus constantes ingresos por el costado difícilmente fueron controlados por la zaga rival, pero esto no le alcanzó a los del “Bolillo” Gómez para romper el marcador y, al final, solo la repartición de los puntos y la espera de un nuevo compromiso.

Artículos relacionados