thumbnail Hola,

La Selección Colombia de Futsal se ubicó en el cuarto puesto en el Mundial de Tailandia, tras perder ante Italia por 3-0. Un debut inolvidable para el seleccionado cafetero.

La Selección Colombia perdió ante Italia por 3-0 en el partido que definía el tercer y cuarto lugar del Mundial de Futsal de Tailandia 2012. El seleccionado dirigido por Arney Fonnegra hizo historia en su debut en la competición y logró un muy buen puesto, ubicándose entre los mejores 4 equipos del mundo.

El encuentro ante Italia no fue nada fácil para los cafeteros. El conjunto azurro mantuvo el control del juego la mayor parte del tiempo y fue el generador de la mayor cantidad de opciones de gol. Una vez más fue Juan Lozano la figura indiscutible, quien impidió durante la primera parte mantener su arco en ceros.

Sin embargo para la segunda mitad, un tiro de esquina que terminó en un tremendo remate de Sergio Romano, rompió el arco colombiano y abrió la cuenta para los italianos en el minuto 28. Tres minutos más tarde el arquero colombiano fue expulsado por una mano fuera de su área y el conjunto cafetero quedó con un hombre menos y sin una de sus figuras más importantes. Ventaja que por supuesto los europeos supieron aprovechar y Rodolfo Fortino marcó el segundo a los 33. A los dirigidos por Fonnegra no les restaba más que defender su portería a toda costa, sin embargo Fontino repitió sobre el último minuto y los italianos ganaron el bronce con el 3-0.

Pese a la derrota, el conjunto colombiano fue ovacionado como uno de los mejores del torneo y jugadores, hinchas y seleccionador se encuentran satisfechos por la tarea realizada: “Queríamos ser terceros, por supuesto, pero el cuarto puesto sigue siendo una experiencia ideal para la etapa de formación de este equipo. Les dije a mis jugadores que debían irse con la cabeza arriba, porque habían sido dignos representantes del fútbol sala colombiano. Esperamos estar de vuelta en cuatro años” comentó Fonnegra.

En el gran partido de la final entre los titanes de Brasil y España, los suramericanos se coronaron pentacampeones tras un partido lleno de emociones. Después de empatar por 2-2, un gol de Neto a 19 segundos del final del tiempo suplementario, los brasileros consiguieron la victoria y se consagraron campeones por quinta ocasión.