thumbnail Hola,

Llegó en 2008 y además de convertirse en el personaje representativo del conjunto naranja, ha sido el ejemplo a seguir entre los de la cantera del equipo.

Néider Morantes ha sido señalado como uno de los mejores volantes creativos que ha tenido el fútbol colombiano. Su carrera comenzó en 1994 con Atlético Nacional. Allí fue fundamental en varios de los torneos que el equipo verdolaga ganó.

A los 23 años fue llamado a la Selección Colombia para participar en la Copa América de 1997 en Bolivia, donde el conjunto tricolor llegó hasta cuartos de final. En 2000 se concretaría su paso al fútbol extranjero cuando Atlante de México adquirió sus derechos deportivos.

Sin embargo solo estuvo dos temporadas en el fútbol mexicano: una en el Atlante y otra con el Irapuato. Regresó a Colombia para jugar con Once Caldas (2002), Bucaramanga (2003), Independiente Medellín (2004, 05), tuvo una segunda experiencia afuera cuando fichó por el Barcelona de Ecuador (2005) y retornó al Medellín un año después.

Envigado lo fichó en 2008 y desde allí ha sido el jugador insignia de un equipo que históricamente ha demostrado moverse con jóvenes promesas, por eso además ha servido para pulir el juego de jugadores que hoy son reconocidos como Dorlan Pabón, Giovanni Moreno y actualmente Yulián Mejía.

Algunos dicen que su etapa en Envigado, a sus 37 años, está expirando. La participación histórica de Envigado en Copa Sudamericana es quizás el pico más alto al que Morantes puede llegar y una vez lograda, pensaría en su retiro. Sin embargo, queda en la historia, más allá de sus 50 goles, como uno de los mejores jugadores de Envigado en sus 23 años de fundación.

Artículos relacionados