thumbnail Hola,

Independiente tuvo un debut de terror en la Primera B Nacional: cayó en su casa por 2 a 1 ante el humilde Brown de Adrogué, que celebró el triunfo más importante de su historia.

Independiente vivió el momento más duro de su vida cuando se consumó el descenso, pero esta pesadilla continúa y quedó demostrado en su debut en la Primera B Nacional. Recibía en su casa al humilde pero batallador Brown de Adrogué y fue derrota 2 a 1, con un final envuelto en insultos y silbidos.

La gran diferencia entre ambos estuvo en la actitud. El Rojo jugaba "el primer partido del camino de regreso", mientras que el Tricolor disputaba la final del mundo en su presentación en la segunda categoría del fútbol argentino, que juega por primera vez en su historia.

Desde el arranque se vio a la visita mucho más incisiva pero a su vez con la tranquilidad que necesitaba el dueño de casa, que jugaba al ritmo de la ansiedad de la gente que quería verlo arriba en el marcador desde el saque inicial. Y en el primer espacio que encontró, Brown llegó al gol por intermedio de Martín Fabro, volante surgido justamente del club de Avellaneda.

El tanto en contra hizo reaccionar al equipo de Miguel Brindisi, que cayó en la situación en la que se encontraba y con la ayuda del árbitro Carlos Maglio logró el empate: desborde de Zapata, inexistente infracción y penal que Daniel Montenegro cambió por gol. Terminaba el primer tiempo y llegaría la bisagra con un forcejeo entre Zapata y Ruiz Díaz que terminó con roja para ambos.

Ya en el segundo tiempo el Rojo volvió con impaciencia y sufrió la mejor jugada del partido iniciada por Fabro, desborde de Miranda y tras una serie de rebotes, Matías Sproat definió por encima de Assmann y puso el 2 a 1 sorpresivo en el marcador.

Pese a haber tenido casi media hora para igualar, Independiente chocó contra sus propios nervios y el Tricolor fue una muralla en la defensa para rechazar cada intento y lograr así el triunfo más importante de su historia, ante un equipo que ahora sí está definitivamente en la B Nacional y tendrá que aceptar lo complejo que es.

Artículos relacionados