thumbnail Hola,

El entrenador del Real Madrid, ha durado tres temporadas en el Real Madrid, sin poder haberse impregnado del madridismo que la prensa local ha tratado de transmitirle.

El domingo pasado, el editor en jefe de la actualidad del Real Madrid del diario AS, Tomás Roncero, dio un discurso muy emotivo. En este discurso confesó que se siente fracasado como periodista, al no haber podido contagiarle su fiel sentimiento madridista al entrenador portugués, José Mourinho.

Su decepción era tal durante su discurso, que incluso algunos aficionados culés sintieron hondo el mensaje de lealtad a un club, por encima de cualquier entrenador. Lo que Roncero falló en recordar, es que Mourinho es un profesional en toda la extensión de la palabra y antes que el Real Madrid, está su trabajo y superación personal.

Durante sus diversos discursos con la prensa internacional, siendo entrenador del Real Madrid, Mou jamás ha mencionado las palabras “décima” o Real Madrid. Mas sin embargo, si se han escuchado en reiteradas ocasiones, palabras ocmo “Chelsea”, “Inter” o “Mi tercera copa de Europa”. Estos pequeños detalles nos dan a entender que el entrenador luso ya tiene los colores bien puestos.

Incluso para algunos culés, Mourinho sigue manteniendo el discurso que dio ante miles de catalanes, una tarde en la que celebraba una Copa del Rey de 1997 bajo los colores blaugranas, en la Plaça Sant Jaume de Barcelona. Durante esa ocasión, Mourinho lo dijo claro y a los cuatro vientos: “Hoy, mañana y siempre, con el Barça en el corazón”, aseguró el entonces auxiliar de Sir Bobby Robson.

Pareciera que esas palabras se quedaron grabadas muy en el fondo del ahora entrenador del Real Madrid, ya que sus últimas acciones invitan a pensar que todo lo hace para perjudicar le estabilidad del conjunto merengue. Tal vez no lo esté haciendo concientemente, pero sus acciones hablan mucho más que las mil palabras que pueda decir ante la prensa, de los dientes hacia afuera.

También se manejan versiones sobre la relación que Mourinho mantiene con Iker Casillas, en España se asegura que esta se rompió por completo, el día que Iker decidió hacer las pases con Xavi y Puyol. Esto fue después de una serie de enfrentamientos entre los integrantes de la selección española, durante una serie de Clásicos entre Barça y Real Madrid. Mourinho intentó dividir a estos futbolistas, pero no se acordó que muchos de ellos son compañeros en la selección española de fútbol.

Esta iniciativa de Iker, supuestamente le cayó fatal a Mourinho, pero a mi no me parece que haya sido por la rivalidad de Madrid-Barça que hay entre ellos. El marcado sentimiento nacionalista de Mou, pudo tener mucho que ver en este intento por dividir a los jugadores del Barça y Madrid, que en su mayoría forman la mayor parte de la Roja.

Viéndolo desde un punto de vista más frío, Mourinho pudo intentar dividir a los españoles, con la macabra intención de intentar que llegasen divididos a la próxima Eurocopa, y así, darle una oportunidad a la selección de Portugal, de optar por el campeonato. Al final ya todos sabemos cómo fue la historia, Portugal fue eliminado por penales ante España, y la selección comandada por Vicente del Bosque limó asperezas antes del torneo, al final levantaron la copa.

El señor Tomás Roncero no se ha dado cuenta, de que Mourinho no está interesado en convertirse al madridismo, ya que su amor secreto por el Barça sigue siendo muy fuerte, pero es aún más fuerte su amor por su amado Portugal, del que sueña algún campeonato importante y lo añora por encima de todas las cosas. En verdad no culpo a Mou, es normal que uno sienta un profundo cariño por los colores de su país natal e intente hasta lo imposible porque resalte a nivel internacional.

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados