thumbnail Hola,

La estupenda actuación de Facundo Ferreyra con la camiseta de Vélez atrapó la atención del Inter italiano, que quiere llevarse los endemoniados goles de Chucky.

"Fue un año de extremos". El vertiginoso ritmo del fútbol argentino construyó un 2012 ambivalente para Facundo Ferreyra. A mediados de año sufrió en carne propia el descenso sin escalas de Banfield a la B Nacional y pocos meses después alcanzó la gloria con Vélez gracias a la obtención del Torneo Inicial. Chucky fue determinante en la gesta fortinera: marcó 13 goles en 15 presentaciones, compartió junto a Ignacio Scocco el cetro de máximo goleador del campeonato y aseguró puntos vitales para desatar la celebración en Liniers.

Si será caprichosa la vida que podría profundizar los extremos de un año que será inolvidable para Ferreyra. El Inter de Italia, siempre empático con los jugadores argentinos, quiere llevarse sus endemoniados goles a Milan para reforzar su poderosa ofensiva que actualmente lideran Rodrigo Palacio, Diego Milito y Antonio Cassano.

La oferta rondaría los 10 millones de euros, una cifra considerable que podría provocar la partida de la joya surgida de la cantera de Banfield. Ferreyra, que había demostrado virtudes con la camiseta del Sub 20 argentino y en el Taladro aún pese al desafortunado desenlace del club de sus amores, confirmó en Vélez su calidad, su talento y su capacidad goleadora.

Artículos relacionados