thumbnail Hola,

Mario Bolatti no tuvo un año sencillo en Internacional. Sin embargo, y pese al poco lugar en el equipo, el centrocampista aún intenta ganarse un puesto.

No fue un gran semestre para Mario Bolatti. Extraño, para el centrocampista que apenas dos años atrás era parte de la Selección Argentina que disputó la Copa del Mundo de Sudáfrica. Sin embargo, la intenciones del oriundo de La Para, Córdoba, pasan por quedarse a pelear un puesto en Internacional. "Mi expectativa por ahora es seguir en Inter. Porto Alegre es una ciudad muy linda, no muy grande, linda para vivir. Me gusta la gente, y las tradiciones son similares a las de la Argentina, como el mate. Es muy similar a Córdoba y Rosario, cerca de casa".

"Fue un año difícil, tres entrenadores en una temporada no es normal. Pero es parte del fútbol. Cada entrenador es diferente en la forma de trabajar, así como cada jugador tiene sus características", reconoció al diario brasileño Globo Esporte. "Es doloroso y feo. Si no juego aquí (en Internacional) no voy a estar en la Selección" añadió Bolatti, y resaltó que "Guiñazú está en la Selección y lo merece mucho. Pero es feo quedar afuera. Todo el mundo quiere jugar. Aposté quedarme en Inter porque me gusta el club, las personas. Creo que tengo más para dar. Fue un desafío también".

A la hora de hacer un balance, el saldo para el exjugador de Belgrano y Huracán es claramente negativo. "Fue muy difícil. Salí del equipo de forma fea. Son situaciones que se tienen que superar, pero son molestas", explicó. Y es cauto pensando en una posible salida del equipo gaúcho: "Llegaron a decir que yo era de Independiente, muchas cosas que no existían, eso puede confundir la cabeza".

Artículos relacionados