thumbnail Hola,

El ex jugador de San Lorenzo charló en exculsiva con Goal, en una entrevista en la que elogió a Messi y analizó el presente de la Selección Argentina y del Manchester City.

En una entrevista exclusiva para Goal.com, Pablo Zabaleta analizó el presente de la Selección Argentina, dijo que ganar el Mundial en Brasil sería un sueño, elogió a Lionel Messi y contó cómo es su vida en Manchester, tras cuatro años jugando en el City donde ya ganó tres títulos y que en la próxima fecha juega el clásico ante el United. Aquí esta la primera parte de la charla con el ex jugador de San Lorenzo.

- ¿Qué sentís cuando se dice que Argentina tiene muchas variantes en ataque y critican a la defensa o dicen que es débil?

- Bueno, si hacemos un análisis sobre la calidad del equipo argentino de la mitad de la cancha hacia adelante, es increíble la cantidad de opciones de ataque y jugadores que hay, y ese puede ser el punto más fuerte del equipo. Contamos con Agüero, Messi, Higuaín, Di María, Lavezzi, que cuando tienen tres o cuatro oportunidades, siempre convierten dos goles. Obviamente, lo que nos ha costado conseguir es solidez en la defensa. En este momento no tenemos la misma capacidad ni opciones que tenemos en ataque. Creo que Alejandro (Sabella) siempre ha tratado de buscar jugadores para formar una línea de fondo sólida y sabemos que si conseguimos eso, si podemos defender bien, tenemos jugadores adelante que pueden generar problemas. El equipo ha alternado buenos momentos en defensa y en ataque. Tenemos la esperanza de consolidarnos en los próximos partidos.

- Messi ha sido nominado nuevamente para el Balón de Oro y eso es increíble. ¿Creés que si gana algo con Argentina, podríamos hablar de él al mismo nivel que Diego (Maradona) o tal vez mejor?

- No lo sé. A veces hacer comparaciones no es lo mejor. Lo que tenemos que hacer con Leo es disfrutarlo a él y lo que hace. Para todos los que amamos el fútbol, es un genio, un crack que siempre nos maravilla con los goles que marca y los récords que rompe. Jugadores como Leo no aparecen todo el tiempo. Compite por su cuarto Balón de Oro y sin ninguna duda hoy él es el número uno, el mejor del mundo. Como argentino estoy muy orgulloso de él por lo que es como jugador y sobre todo por lo que es como persona porque para los que lo conocemos desde hace mucho tiempo y sabemos que no ha cambiado nada, eso es algo que se valora mucho.

- El invierno en Inglaterra no es el mejor momento para los latinoamericanos. Robinho dijo que Manchester es muy aburrido. ¿Cómo lidiás con eso? ¿Te juntás con Agüero, con Tevez? ¿Qué hacés en tu tiempo libre?

- El clima en Manchester no es fácil. Tal vez sea lo más difícil de vivir acá para nosotros porque llueve mucho y ahora en invierno hace frío y oscurece a las cuatro de la tarde, por lo que dan menos ganas de salir. Pero cuando lo hacemos nos juntamos con el Kun y Carlos. Vivimos en la misma zona. Soy el único que no tiene parrilla así que cuando hacemos un asado yo voy a sus casas y siempre tratamos de disfrutar el día a día.

- Con la llegada de Maicon, ¿Sentiste peligrar tu puesto en el equipo? ¿Se necesitan muchos jugadores debido a que la temporada es larga?

- Sí, obviamente cuando un equipo quiere pelear todos los campeonatos necesita por lo menos dos jugadores en cada puesto para enfrentar un año largo e intenso, con muchos partidos y sabiendo que es casi imposible para un jugador jugar todos esos partidos, especialmente en Inglaterra donde está la Copa FA y la Copa de Liga. Por eso Mancini decidió, tras la lesión de Micah Richards, traer otro lateral derecho. Maicon estaba disponible y había trabajado con él en el Inter. Siempre es bueno tener alternativas, porque eso genera una competencia sana y todos los jugadores dan lo mejor de sí para poder jugar.

- Los hinchas del City tienen días en los que están contra Mancini y otros en los que lo aman. Él es muy carismático. Ahora parecen apoyarlo.

- Creo que Roberto es un técnico que llegó al club con la misión de consolidar un proyecto que Manchester empezó en 2008. El club no había ganado prácticamente nada en 44 años y se lograron una Copa FA y una Premier League en la temporada pasada. Creo que la gente acusó recibo del trabajo de Mancini, lo que ha hecho hasta aquí. Una vez que se consiguen grandes logros hay que tratar de consolidarse. Mancini es el técnico y la gente le ha dado su respaldo, especialmente después de los partidos ante el Real Madrid y el Chelsea. En este momento, él es el técnico y sabrá cómo trabajar en el futuro.

- ¿Cómo reaccionaron los jugadores tras la eliminación de la Champions League?

- Fue una gran frustración quedar eliminados en la fase de grupos, sin poder avanzar. Tenemos que seguir aprendiendo de los errores.

- Balotelli parece tener un gran carácter, muy colorido y excéntrico. Afortunadamente se pudo adaptar. ¿Debe ser difícil también para él la vida acá?

- Desde que Mario llegó ha hecho cosas positivas y cosas negativas. Es un jugador pero también una persona, que es difícil de entender porque  nunca se sabe con qué se va a salir. Como jugador tiene un gran talento. Si quisiera, no sé si no estaría peleando el Balón de Oro con Messi y Ronaldo, pero estará cerca de ser el mejor delantero. Tiene sorprendentes condiciones y una gran capacidad. Como compañero, a veces te reís con lo que hace y otras veces lo querés matar. Pero al final es una gran persona. Nadie mejor como Roberto, que lo tuvo en el Inter y lo trajo acá, para prepararlo mentalmente para que siga creciendo.

- Todavía falta un largo camino para la Copa del Mundo en Brasil, pero probablemente seas parte del equipo.  ¿Qué significaría para Argentina jugar ahí y ganarla?

- Ganarla sería un sueño. Para que eso pase todavía faltan varios pasos. Primero tenemos que clasificarnos y entonces podríamos empezar a soñar con la posibilidad de quedarnos con la Copa del Mundo. Al jugar en un país vecino seguramente muchos hinchas argentinos irán a apoyar al equipo. Como siempre, tenemos que tratar de dar lo mejor y llevarle a todo el pueblo argentino la felicidad de ganar la Copa. No he jugado ningún Mundial, pero supongo que no será fácil. Por eso, lo mejor es hacer las cosas bien para clasificar y entonces encarar la Copa sabiendo que no será fácil ganarla.

Artículos relacionados