thumbnail Hola,

Nuestro columnista nos habla de los futbolistas que crean diferencia en sus equipos. Saber diferenciar un verdadero crack a alguien que se esconde en los partidos importantes.

Hay mucha diferencia entre una individualidad y un crack. Entre alguien que edifica un logro en un momento de apremio al que en el mar de la tranquilidad brinca una simple ola. Hablamos de grandeza, de quien se convierte en mito y deja de ser solo una figura.

Hay pocos que tienen la templanza y sobre todo el carácter para imponerse cuando la presión agobia. Esos se dan a cuenta gotas, no siempre son los más talentosos, pero si son los que tienen mayor corazón.

En el fútbol son los primeros que se ponen en una barrera, que gritan, empujan y apoyan. Los que quieren cobrar siempre el primer penal, pero sobre todo, los que no se equivocan cuando es imperativo no equivocarse o simplemente aparecen cuando el miedo hace a otros ser invisibles. Son cracks los que ganan títulos y no sólo los que se conforman con ganar un partido.

¿Cuántos de ellos hay en el mundo del fútbol?  ¿Cuántos de ellos hay en México? ¿Cuánto valen?

Las figuras de plastilina abundan en todas partes, y México no es la excepción. De hecho, aquí estamos acostumbrados a endiosarlos y no exigirles cuando en verdad deben aparecer.

Esas ‘estrellas’ se disfrazan de números y estadísticas, cobran estratosféricas cuentas en dólares libres de impuestos, golean en la fecha dos, tres, cuatro y cinco, en la 12, 13 y 15… Después, se nublan, cansan y fallan. Se borran del mundo y se bajan del barco. Se esconden y no aparecen.

Total, son las figuras. En el mundo siempre habrá una segunda oportunidad.

En nuestro país es en la liguilla donde además de hacerse los campeones, se hacen los hombres y se edifican los nombres.

Hoy lamentablemente en los equipos “grandes”, cada vez hay más figuras de plastilina. Y los ejemplos podrían abundar, al menos en equipos como Cruz Azul, Chivas y América.

Esos conjuntos  tienen bastantes cosas en común a pesar de la enemistad que ahonda entre ellos. Los tres tienen importantes individualidades, quizá de las mejores en México. Gastan millones de dólares en traer a grandes futbolistas, importantes entrenadores, construyen o mantienen bellos estadios, cuentan tremendas instalaciones para entrenarse y si, también, tienen un montón de años sin ser campeones.

Llegan y llegan a la liguilla, y como entran, se van. Campeones goleadores, defensas importadas de ligas de primer nivel mundial, premios a la mejor ofensiva, primeros, segundos y terceros lugares, para que al final, no pase nada con ellos.

En un ejercicio de autocrítica, ¿Cuántas figuras de plastilina tiene América hoy en su plantilla? ¿Cuántas ha contratado Cruz Azul en los últimos 15 años? ¿Qué diferencia hay entre un Hermosillo o Zague y un Benítez o Pavone?

De qué le ha servido al América tener al hombre más 'espectacular' de la liga si no funciona cuando debe funcionar. Los dos títulos de goleo de Benítez qué han dejado en las arcas de Coapa. En serio Luis Amaranto Perea era la solución de Cruz Azul si se equivoca en el mismo instante que todos los que han estado antes. Hasta cuándo la Máquina va a esperar a que el 'Chaco' o Montenegro aparezcan. Ambas fueron dos de las mejores defensas, hoy una está eliminada y la otra con pie y medio fuera.

A esos equipos les faltan personajes de verdad, que se crezcan ante la indiferencia de los demás, que salgan a flote cuando sus compañeros estén hundidos. Que sean capaces de mirar al tercer o cuarto juego con la confianza de superar el primero.

El fútbol está lleno de mitos. De leyendas que perduran por años y que se guardan en los libros o en los videos. Son pocos y muy contados, pero como en todo, siempre se necesita paja para rellenar un espacio. Los demás, las figuras de plastilina son simplemente eso. Pura paja.

 

Sigue a GOAL.COM MEXICO en

----------------------------------

Andrés Corona Zurita es el Editor Adjunto de Goal.com México. Laboró en Mediotiempo.com como Productor Multimedia. Actualmente crea contenido especial para Goal.com México y escribe una columna semanal.

Artículos relacionados