thumbnail Hola,

En un partido donde los cruzados llegaban con menor peligro que sus adversarios consiguió, vía "Nico" Castillo y las atajadas de Toselli, un buen empate para ellos.

Sucedia lo previsible en San Carlos de Apoquindo. Mas allá de los deseos o la fe del hincha, el conjunto dirigido por Ney Franco cumplió con la superioridad que se presumía en el papel al comparar a los dos equipos que estaban en la cancha.


Tenso primer tiempo para los Cruzados, sin mucho inconveniente para los que vistieron de blanco, el partido tuvo como protagonista a un Cristopher Toselli que nuevamente ahogó -incluso poniendo el rostro en alguna atajada- las aspiraciones de quienes pretendían irse con una canasta de goles a su favor desde el sector oriente de la capital. Y ocasiones no les faltaron.

No era extraña la ventaja visitante y el silencio de los asistentes reflejaba, en cierta forma, lo aplastante que el toque de los paulistas.
Sin embargo, y por antigua que sea la frase, el fútbol se gana (o empata en este caso) con goles y fue Nicolás Castillo quien consiguió (ya en el segundo tiempo) lo inesperada igualdad por como se desarrollaba el juego.

Creció con gol la CAtólica pero también aumentaron los "cariños" entre los rivales con varios duelos individuales. Lucas y Luis Fabiano, por su parte, se lanzában en el área de la UC pidiendo penal y Michael Ríos se salvó de una posible expulsión hacia el final del partido.

Los de Lasarte pueden sentirse a gusto con el punto obtenido mientras que los de Rogério Ceni (virtual espectador) y compañía pudieron llevarse algo más si se dedicaban a la precisión más que al “canchereo” en las jugadas.

Artículos relacionados