thumbnail Hola,
Diego Simeone: "Cuando yo jugaba no cambiaba mi camiseta con el rival porque la mía valía más"

Diego Simeone: "Cuando yo jugaba no cambiaba mi camiseta con el rival porque la mía valía más"

Goal.com / Shinichiro Ema

El técnico argentino inculca a sus jugadores el mismo espíritu que le transmitió su mentor, Carlos Bilardo, el cual le enseñó que la camiseta de uno es la más valiosa

Diego Simeone pasó por los micrófonos de 'Abellán en punto', de ABC Punto Radio, repasando toda la actualidad futbolística. Al técnico del Atlético de Madrid no le duelen prendas al elogiar a un rival, Benzema, afirmando que "sería mejor si tuviera más oportunidades, si jugara seguido podría llegar a ser como Falcao". Y es que Falcao tiene un hueco en el corazón del técnico, "siempre hubo una relación importante con él, todo lo que le pase a Radamel me pone feliz, porque le conozco desde hace años. Coincidimos en River Plate y él nunca pudo entender mi salida, y el día antes de marcharme me dijo que quería una explicación. Él sabía cómo trabajábamos y hoy en día es el mejor nueve del mundo", explicó.

Ante el inminente duelo ante el Real Madrid, Simeone fue rotundo: "¿Cuántos partidos hay en la temporada? ¿Cuántos son ante Madrid y Barça? Listo, hay que ganar todos los partidos que no sean ante Madrid o Barça. Tengo que ganar el partido que voy a jugar antes", declaró. Ya centrado en el conjunto rojiblanco fue cuestionado por la ausencia de minutos para Óliver Torres, en el que reconoce que vio "algo diferente" la primera vez que vino a entrenar. "Germán y yo nos preguntábamos quién era ese jugador. Hay que llevarlo de la mejor manera, pero tiene un estilo de jugar en el que tiene que seguir creciendo, sin dejar de lado su inventiva, pero tiene que dar argumentos de lo que pide el campeonato. No estamos para poner a jugadores jóvenes, estamos para ganar", añadió de manera contundente. "Tiene que jugar en Segunda B para luego poder jugar en Primera", aseguró el 'Cholo'.

No es un secreto que una gran clave del argentino es que su filosofía vital, más allá del fútbol: "Creo mucho en la piel, en lo que uno transmite, en lo que el otro está preparado para recibir. Ellos querían salir de las dificultades en las que estaban. Cuando la mente y el corazón están unidos, todo es posible", aseguró. Simeone no cierra la puerta definitivamente a ningún jugador, y un ejemplo claro de esos jugadores que en el comienzo de la temporada parecía no contar para Simeone es Adrián, del cual dice que va a "seguir apostando por él para que encuentre su mejor nivel, porque es un jugador diferente, me fascina y él lo sabe. Siempre te despierta la intriga y el enigma de pensar que en cualquier momento puede ganar el partido, por lo que confío en él".

Por último, Simeone habló de la profesión de entrenador y recordó algunos momentos al lado de Carlos Bilardo y su peculiar visión del mundo. "Él siempre decía que no se intercambia la camiseta con el rival, porque mi camiseta vale más que la de otro. Yo no le puedo dar a un rival mi camiseta por la suya", afirmó. También habló de su trabajo la temporada pasada al frente del conjunto rojiblanco y no se mostró preocupado por no haber recibido el galardón al mejor entrenador de la campaña pasada otorgado por la LFP. "A mí me pone bien, porque te pide más exigencia, y esa es mi hábitat, y obviamente fue poco lo que hicimos, por lo que hay que hacer más. Los premios siempre son respetables y las decisiones las toma gente capacitada", finalizó.

Artículos relacionados