thumbnail Hola,

El ex delantero ‘xeneize’ habló desde Turquía sobre el equipo, su foto en twitter, Falcioni y Angelici.

Un tweet desde Kayseri impactó en el mundo Boca. Pablo Mouche subió una foto junto a dos de sus ex compañeros Cristian Chávez y Rolando Schiavi con la inscripción: "Con dos de los amigos que dejé en Boca. Los banco a muerte genios, no le den bola a la gilada..."

Desde su cuenta de twitter, Pablo Mouche respaldó a sus compañeros en medio de las declaraciones del presidente Daniel Angelici donde pidió que los jugadores “transpiren la camiseta”.

En diálogo con Estudio Fútbol¸el delantero de Kayserispor de Turquía, expresó que el apoyo a través de la red social fue anterior a las palabras del presidente y que no respondían a ellas.

“Me pareció un gesto de aliento para dos amigos míos que están en el club. Siempre les escribo, antes o después de los partidos. Creo que el hincha tiene que bancar a los jugadores que están pasando este difícil momento. Se está  hablando mucho de las internas”, opinó Mouche.

Consultado por los dichos de Angelici, se mostró lejos de coincidir. “Yo creo que a ningún jugador que viste la camiseta de Boca le falta actitud. Siempre se deja todo en la cancha. Lo debe haber dicho en un momento de calentura. Son momentos malos que le pasan a cualquier equipo del mundo. Son cosas que tienen que arreglar entre ellos”, expresó. Luego agregó: “No sé lo que está pasando en el vestuario. Los futbolistas quieren lo mejor para Boca y tiran todos para el mismo lado”.

Para el delantero que se desvinculó de Boca a fines de la temporada pasada la solución para pasar el momento crítico es “con trabajo y con la unión del grupo. Cuando se gane no se va a decir nada”.

Por último, habló sobre la relación que tenía con el entrenador Julio César Falcioni. “Fue muy buena, no tuve ningún problema. Decían que estaba fastidioso cuando no me ponía o me reemplazaba. Pero son cosas normales. Fue una relación de mucho respeto. Me dió muchísima confianza y continuidad, no tengo nada para que reprocharle”, concluyó Mouche desde Turquía, donde, según él, se está adaptando muy bien.

Artículos relacionados