thumbnail Hola,

De los mejores número cinco de los últimos quince años del fútbol argentino, Sebastián Battaglia no podrá volver a jugar víctima de la osteocondritis en su tobillo derecho.

La noticia sacude los pasillos de la Bombonera. La noticia sacude las vitrinas boquenses. La noticia sacude al público xeneize. Es que el estandarte de los años más gloriosos del club le dirá Adiós al fútbol profesional. El jugador con más títulos en la historia del club no pudo superar su famosa lesión en el tobillo derecho y luego de una carrara intachable, pero igual de agotable en la lucha con las distintas lesiones que sufrió, tiene que largar los botines.

Cerca de cumplir 32 años – el próximo 8 de noviembre-, Sebastián Battaglia lleva diez meses intentando superar la maldita osteocondritis en su tobillo derecho por la que hizo diversos tratamientos y no logró los resultados deseados. Los especialistas que siguieron su recuperación determinaron que el problema en el tobillo no tiene solución.

La osteocondritis es un desgaste que hace daño entre la tibia y el astrágalo, los huesos que articulan el área del tobillo. Víctima de esta lesión, el mediocampista xeneize casi no piso las canchas el último año y medio. El 11 de diciembre del 2011 jugó ante All Boys para decir presente en la 19ª fecha del Apertura que ganó Boca. Estuvo 16 minutos en la cancha, sólo para ser parte del logro y colgarse una nueva estrella con el club que lo vio nacer. Esa fue su última participación en el verde césped. Desde allí continuó en la lucha por encontrarle fin a esa molestia, pero según los médicos la recuperación será prácticamente imposible. Por lo que no podría volver a las canchas.

El Seba Battaglia se inició en las inferiores xeneizes y subió a primera de la mano de Carlos García Cambón el 31 de mayo de 1998. Desde allí, fue un jugador que fue creciendo en el Boca de Bianchi hasta convertirse en el eje central de la columna vertebral de la era más gloriosa del club. Fue titular en la Copa Libertadores y en la histórica final Intercontinental ante el Real Madrid en el 2000 y desde allí no paro de cosechar triunfos. Un jugador que se destacó por ser figura en los Superclásicos, convirtió goles en varios enfrentamientos ante River, tanto en el torneo local, como en los estivales en Mar del Plata. Entre tantos momentos boquenses históricos en los que fue partícipe, le dio la asistencia a Martín Palermo en el recordado gol de su vuelta ante Rvier en la Libertadores 2000.

En Argentina siempre vistió la camiseta de azul y oro. En el 2004 se fue al Villareal de España y volvió a mediados del 2005, para volver a ser multicampeón en el Boca del Coco Basile. Fue convocado a la Selección Argentina por José Pekerman, Alfio Basile y Diego Maradona en eliminatorias y amistosos previos a los mundiales 2006 y 2010, pero en ambos quedó fuera de consideración bastante tiempo antes víctima de las lesiones.

Sus 17 títulos en Boca: Clausura 1999, Apertura 2000 y 2003, Copa Libertadores 2000, 2001 y 2003, Intercontinental 2000 y 2003; en su primera etapa. Clausura 2006, Apertura 2008 y 2011, Libertadores 2007, Sudamericana 2005, la Recopa Sudamericana  2005, 2006 y 2008, y la Copa Argentina 2012, en su segundo ciclo en el club.

Un volante de marca destacado, de una recuperación de balón excepcional y una visión de juego soberbia. Un ganador nato, líder positivo indiscutido, fundamental para todos los entrenadores. En Boca se lo va a extrañar.

Artículos relacionados