thumbnail Hola,

La novena fecha fue la que más conquistas tuvo y muchas de ellas muy buenas. Goleadas, golazos y dos técnicos de equipos grandes cuestionados por los hinchas...

La novena fecha, que marca (casi) la mitad del torneo, rompió con la monotonía que venía teniendo el Torneo Inicial y se vieron partidos plagados de goles, cambiantes y, sobre todo, grandes conquistas. Por primera vez en lo que va del torneo se superaron los 30 goles con los 33 que se convirtieron en este fin de semana. En esta jornada hubo cinco penales, de los cuales cuatro terminaron en gol y el restante salió desviado del pie derecho de Rolando Schiavi.

Hubo dos pares de triunfos locales, tres visitantes e igual cantidad de empates. Los que ganaron con mayor contundencia, y convirtieron cuatro goles, fueron Racing, River y Colón, aunque los dos primeros terminaron con la valla invicta y el conjunto santafesino tuvo a Vélez respirándole en la nuca hasta que lo definió sobre el final. También hay que mencionar el impecable partido de Atlético de Rafaela, pero a no dejarse engañar, aunque metió cinco le hicieron tres y durante algunos minutos estuvo en desventaja.

El partido de la fecha: sin dudas, en Rafaela se vio un espectáculo de fútbol donde hubo ocho goles, un penal, y tanto Atlético como Argentinos estuvieron al frente en el marcador. El primer tiempo tuvo tres goles y, con un doblete de César Carignano, el local se fue al vestuario ganando pero no por eso relajado. Aunque no pareció así, porque en una ráfaga de cuatro minutos, el bicho lo dio vuelta y parecía que se le daría una victoria luego de que en la fecha pasada Unión le empatara sobre la hora. Sin embargo, la crema reaccionó a tiempo, lo empató y pasó a ganarlo con dos goles del Puyol argentino Fabricio Fontanini y luego, de contraataque, César Carignano cerró la cuenta con el tercero de su cuenta personal en una noche inolvidable.

El mejor gol: en una fecha con tantos gritos y tan buenos, costó un poco elegir el más destacado pero Guillermo Farré agarró de aire la número 5 y le tiró el arco abajo a Emanuel Trípodi; además de marcar un verdadero golazo, le dio el empate a su equipo apenas cinco minutos después de que el cervercero se había puesto en ventaja y el pirata rescató un punto muy valioso como visitante. Igualmente, la apilada de Martín Cauteruccio, en ese mismo partido, y el bombazo de Víctor Ayala, de Lanús, pelearon palmo a palmo con la conquista de Farré.

 

El jugador: porque dos de sus tres goles fueron clave, César Carignano fue el más destacado de la fecha. Abrió la cuenta, puso a su equipo en ventaja tras el primer empate de Argentinos y faltando un cuarto de hora para el final liquidó el partido picándola por encima de Ojeda. Luego del partidazo ante el bicho, quedó segundo en la tabla de artilleros a un tanto de Scocco y Borghello. Oportunista, ágil e inteligente, tres adjetivos que no pueden faltar en la descripción de un delantero. Carignano los tiene y la prueba material es la pelota que se llevó a su casa gracias al triplete.

El equipo: fue una semana dura para River, no sólo por haber caído en el clásico ante Racing el pasado domingo y haber estirado así su racha sin victorias en el Monumental, sino que sufrió la ausencia del capitán David Trezeguet durante toda la semana porque el galo tuvo que viajar a Francia a resolver asuntos personales. Sin embargo, el equipo respaldó a Matías Almeyda de la mejor manera: no sólo ganó, sino que goleó al último campeón y como visitante, lo que le humedeció los ojos al técnico del millonario. La victoria sirvió para salir de la zona de descenso, algo que aunque falte mucho para el final de la temporada pesa durante la semana porque siempre está el que le da más trascendencia a la tabla de promedios que la que realmente tiene cuando restan 29 partidos. Además, Rogelio Funes Mori se reencontró con el gol por partida doble, lo que seguramente le hará recuperar la confianza de cara al futuro inmediato.

De los cinco grandes, tres lograron la victoria, mientras que San Lorenzo acumuló su segunda derrota consecutiva y Boca lleva dos sin ganar. El que salió más favorecido gracias a su resultado fue Racing, porque al golear al cuervo quedó sólo a dos puntos de Newell’s, a quien enfrentará en dos fechas, luego de medirse ante Colón. Los técnicos de los grandes que no ganaron, Caruso Lombardi y Falcioni, están en la cuerda floja, aunque claramente el entrenador del ciclón ya no camina por una soga, lo hace por un hilo y su propio peso puede hacerlo caer, más aún teniendo en cuenta que recibe a Arsenal y el Nuevo Gasómetro será el termómetro de un equipo enfermo que vuela de fiebre.

También Boca está complicado. Sigue sin jugar bien, ante San Martín no pudo ganar con superioridad numérica durante todo el segundo tiempo y encima, visita a Belgrano, que está invicto como local.

Sería exigente pedir que el próximo fin de semana haya tantos goles como los que se pudieron disfrutar en esta fecha, pero cuando el calificativo que más se repetía para describir el torneo era “aburrido”, hubo un oasis plagado de emociones que invita a ilusionarse. Hasta la semana que viene…

Artículos relacionados