thumbnail Hola,
River: De Simeone a Almeyda, del barco anclado al buen puerto

River: De Simeone a Almeyda, del barco anclado al buen puerto

Almeyda se retiró para dirigir a River en la B Nacional / FotoBaires

Matías Almeyda está cuestionado en River. En la B, fue quien se hizo cargo del equipo en el peor momento de su historia futbolística.

Matías Almeyda fue el técnico que reflotó a River, lo devolvió a Primera siendo campeón de la B Nacional, luego del descenso sufrido tras una caída anunciada que comenzó con el flojo colchón de puntos que dejó Diego Simeone antes de abandonar el barco y observar, de lejos –quizás con un catalejo-, al equipo en lo más hondo que podía caer: el vigésimo puesto. Fue en el torneo subsiguiente al que lo consagró, con la bandera millonaria flameando en lo más alto del fútbol argentino, con el Río de la Plata a sus pies.

Cuatro años pasaron entre ambos títulos. La cima y después, el fondo del mar. Mucha agua corrió bajo el puente y un salvador resurgió para embarcar nuevamente a la flota a buen puerto; Matías Jesús Almeyda se quitó los botines y se puso el salvavidas. El capitán jugó hasta donde pudo y acordó con Daniel Passarella ser el técnico del equipo, comandando desde el banco donde Simeone ideó al River campeón del Clausura 2008.

Y Almeyda encontró la brújula. Cumplió con las expectativas que la historia exigía. Devolvió a River a la A, en un Monumental repleto, ante Almirante Brown, el club que lleva el nombre del irlandés que navegó las aguas atlánticas hasta desembarcar en 1810, en el Río de la Plata, ese mismo afluente que se observa desde las tribunas altas del imponente estadio.

Y ahora sí, el Cholo –conquistador del Viejo Continente tras la obtención de la Super Copa de Europa con el Atlético Madrid- tomó el catalejo desde el otro lado del Océano Atlántico para ver, de cerca con el instrumento óptico monocular, a esa banda roja lejana, pero no tan ajena, volver a flote.

 

Artículos relacionados