thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 23 de septiembre de 2012
  • • 13:10
  • • Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Lunati
0
F
1

Racing derrotó a River y lo dejó en zona de descenso

Racing derrotó a River y lo dejó en zona de descenso

Cahais y todo Racing celebran el gol del triunfo ante River / FotoBaires

Con un gol de Matías Cahais promediando el segundo tiempo, la Academia se impuso en el Estadio Monumental y volvió al triunfo tras dos derrotas.

La Academia derrotó a River Plate esta tarde con un gol de Matías Cahais, y regresó al triunfo tras las derrotas ante Belgrano y Estudiantes. Ambos equipos dejaron una mala imagen, pero Racing se llevó los tres puntos del Monumental merced a su eficacia de cara a Marcelo Barovero. El Millonario quedó en zona de descenso.

Tanto Matías Almeyda como Luis Zubeldía llegaron al encuentro cuestionados por las parcialidades de sus equipos, y con confirmaciones de su trabajo en la semana, por parte de Daniel Passarella y Gastón Cogorno, presidentes de ambas entidades. El partido, ya de por sí emotivo por su condición de clásico -el más antiguo del país-, tenía una carga extra de nervios por los resultados obtenidos por cada uno.

Ambos entrenadores recurrieron a un esquema similar, conformado por dos líneas de cuatro y dos atacantes. Sin embargo, rápidamente mutaron. Jonathan Maidana se lesionó en el comienzo del partido (luego se sabría que sufrió una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha), y Matías Almeyda, sin defensores en el banco de relevos, decidió el ingreso de Facundo Affranchino, que se paró en el lugar de Carlos Sánchez, quien pasó a jugar de lateral por la derecha. Racing mientras tanto, cambió de dibujo temprano. Zubeldía liberó a Ricardo Centurión, y armó una línea de cinco defensores, retrocediendo Diego Villar a la posición de '3'.

La primera jugada de riesgo tardó media hora en llegar. A los 31', David Trezeguet se anticipó a su marca en el primer palo, y conectó de cabeza un centro de Sánchez, que se fue cerca. Un minuto más tarde, Martín Aguirre probó de lejos, pero la pelota se desvió en Migliónico y se fue por arriba. Los locales se mostraban superiores en el primer tiempo, pero no lograban acercarse con riesgo al arco de Sebastián Saja, al punto tal que esas dos fueron las únicas situaciones creadas por River. Racing, aún más lejos del arco contrario, no tuvo opciones de abrir el marcador, y se perdía en insinuaciones de Ricardo Centurión y Luciano Vietto.

El segundo tiempo fue, conceptualmente, una continuidad del primero. River tenía una actitud dominante, y Racing esperaba, ilusionado en algun contragolpe que no llegaba. Matías Almeyda agotaba rápido las variantes, mandando a la cancha a Rodrigo Mora y Manuel Lanzini. El entrenador del cuadro de Avellaneda hizo lo propio con Mauro Camoranesi en reemplazo de José Sand, entendiendo que Racing debía controlar un poco más el centro del campo. La lectura de Zubeldía fue acertada en ese pasaje del partido, y poco tiempo después llegarían las primeras situaciones para la Academia.

A los veinte minutos del complemento, David Trezeguet anticipó por segunda vez en la tarde a su marcador, y remató al costado del palo, muy cerca. Luego, el tandilense Camoranesi dibujó un pase magnífico para habilitar a Luciano Vietto, quien le ganó la espalda a su marcador y encaró a Marcelo Barovero. El juvenil definió por sobre el cuerpo del arquero, que alcanzó a tapar la pelota enviándola al tiro de esquina. Era la primera chance de Racing, en más de una hora de juego. Y la segunda, llegó al minuto. Matías Cahais madrugó a todos dentro del área, y cabeceó un preciso centro de Diego Villar, desde la derecha. El cabezazo del defensor, de pique al suelo, al segundo palo, fue demasiado para el arquero de River.

Racing, con la ventaja conseguida, logró que River entre en un estado nervioso que había controlado bien hasta el momento. Pero la tensa calma que se vivía en el Monumental, dio paso al manojo de nervios en que se transformó el equipo de Almeyda. El local intentaba, con más ímpetu que juego, doblegar a Sebastián Saja, pero en la primera clara después del gol, el arquero le sacó el festejo de la garganta a Rodrigo Mora con una volada espectacular. El uruguayo cabeceó al palo izquierdo de la valla albiceleste, y el Chino voló para salvar su invicto de un manotazo. Una atajada de esas que valen puntos. A partir de allí, River pobló el área rival y lo llenó de centros, pero Ortíz y Migliónico se hicieron cargo de rechazar toda pelota que volara cerca.

Fue triunfo de Racing en el Monumental, que se llenó de cánticos de la parcialidad local dirigidos a Daniel Passarella, presidente, y Matías Almeyda, entrenador. También sobrevoló el nombre de Ramón Díaz, quien es el preferido de los hinchas en caso de que el puesto del por ahora entrenador quede vacante. River quedó sumergido en la zona baja, con un promedio de 1,125. Racing, mientras tanto, alcanzó las 14 unidades, y se ubica a tres del líder Vélez.


Seguí a JM Arizmendi en

Artículos relacionados