thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 24 de enero de 2013
  • • 16:00
  • • Estadio La Rosaleda, Málaga
  • Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz
  • • Espectadores: 27099
2
F
4

Barcelona ganó con resultado global 6 - 4

El Barcelona sale airoso de La Rosaleda y está en semis

El Barcelona sale airoso de La Rosaleda y está en semis

Getty

Un gran partido que se decidió a base de goles, donde la intensidad de ambos equipos fue el principal protagonista. El Málaga se quedó en el sueño, los culés, camino al Clásico

El Barça puso a rodar el cuero en La Rosaleda ante un Málaga que desde los primeros inicios presionó muy arriba, a 25 metros de su portería y con un Roque Santa Cruz en la punta del ataque. Los azulgranas apenas habían tocado el balón, pero aprovecharon su primera oportunidad tras un centro de Dani Alves, tal vez adelantado por muy poco, y fue Pedro quien con un cabezazo abrió el marcador al minuto 8. Pero lo mismo hizo el equipo de Pellegrini y un contragolpe de los andaluces terminó en un gol de Joaquín al minuto 12 que daba el empate y además volvía a meter a los malaguistas en la clasificación, a pesar de que la jugada fue iniciada con una clara mano de Seba Fernández que el colegiado Mateu Lahoz, no vio.

El contragolpe era el arma más fuerte de los malagueños y también cabe decir que por momentos abusaban de la fuerza que les hacía cometer faltas, una tarjeta amarilla a Iturra por mano dentro del área, mientras que los aficionados blanquiazules reclamaban otra de Piqué, pero esta no existió. Kanmeni evitaba el gol de Messi en un uno a uno entre portero y delantero con hambre de gol, excepcional el cancerbero camerunés. Otra tarjeta amarilla, esta vez para Eliseu mientras se discutía el balón con Pedro y el césped resbaloso impidió que Leo en el cobro enviara el balón como él quería.  Muchas imprecisiones de ambas escuadras y mucha rapidez también, los malaguistas robaban el balón, los culés recuperaban los de Pellegrini volvían a reclamar una mano, ahora en Iniesta, pero tampoco existía.

Roque Santa Cruz perdonó al Barça cuando se acercaba el final de la primera parte, pero los culés también perdonaron una clara oportunidad tras un disparo de Iniesta que pegó en el larguero de Kameni. Jordi Alba también vio la amarilla por una patada a Duda y Weligton se llevó otra por derribar a Messi con el balón, cinco tarjetas amarillas y la primera mitad no terminaba, hablaba la intensidad del encuentro. El mismo Weligton salvó a su equipo del poder de Messi, un balón que ya estaba prácticamente cantado fue desviado por el defensa brasileño y el argentino se quedaba con las ganas. Un piscinazo y amarilla para Cesc Fàbregas, un silbatazo y todos al vestuario a descansar.

Con la misma intensidad de la primera parte inició la segunda y un golazo de Gerard Piqué al minuto 49 volvió a meter a los azulgranas en la semifinal. Iniesta colocó el esférico en el centro donde el defensa catalán ya se había escurrido a los rivales y tras acomodarse la pelota con tranquilidad, remató con un derechazo que Kameni no vio pasar y la red malagueña volvió a temblar para poner el marcador 1-2. Jordi Alba hizo recordar sus buenos momentos de la Eurocopa y una rápida galopada del defensa por la banda izquierda y su pase a Messi que en el centro se encontraba solo, fue intervenido por Weligton que evitó que los culés sentenciaran. Las ocasiones seguían cayendo al conjunto blaugrana, pero no culminaban en el fondo de la malla. El protagonista del peligro culé tenía nombre: Lionel Messi.  El tiempo del refresco llegó, salió Duda y entraba Portillo, el Barça continuaba con los mismos once iniciales.

Pero nada estaba sentenciado, el gol del empate llegó en una jugada de contragolpe y Roque Santa Cruz metía el partido en la prórroga de la eliminatoria. Fàbregas tendido en el suelo quejándose en el área rival por un pisotón de Weligton, fue pasado por alto por Mateu Lahoz pero no por los andaluces que aprovecharon la jugada para jugar rápidamente y tomar desprevenidos a los azulgranas, y no sólo se vió el gol del empate, también el pique entre Jordi Roura y Manuel Pellegrini y el cuarto árbitro pedía tranquilidad al banquillo azulgrana.

¡Iniesta, Iniesta, Iniesta! el manchego volvió a meter a los blaugranas en la semifinal. Cesc Fàbregas controló el esférico en el área y tras ver al 8 blaugrana internarse desde la banda izquierda, un pase preciso y un remate precioso de Iniesta volvió a hacer temblar al arco de Kameni, el minuto 75 hablaba, el marcador era 2-3 y el Málaga necesitaba dos tantos para volver a meterse. Messi no quiso quedarse sin su tajada y al minuto 80 el argentino sentenció después de ser el más insistente de los culés 2-4. Iniesta abrió en la banda, Dani Alves centró y Messi remató. El argentino inmediatamente salió del terreno de juego para ser sustituido por Thiago Alcántara. Pedro también descansó y Alexis jugó los últimos tres minutos.

El buen fútbol fue el protagonista. Los malagueños estuvieron cerca de hacer historia a costa del Barça, pero los culés no bajaron los brazos, volvieron a encontrarse con la victoria, sufriendo, peleando y con garra, lo mismo que los de Pellegrini. Uno de los mejores partidos de la temporada, pero esta noche el fútbol decidió que el Barcelona es el Rey y deberá encontrarse con el Real Madrid.

Artículos relacionados