thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 16 de septiembre de 2012
  • • 5:00
  • • Power8 Stadium, Cornella de Llobregat
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 23123
3
F
3

Fernando Llorente volvió con todo

Fernando Llorente volvió con todo

Getty Images

El Athletic de Bilbao empató 3-3 con el Espanyol luego de ir perdiendo 2-0. Fernando Llorente, que retornó después de un mes y medio, marcó un gol para los de Marcelo Bielsa.

Bonito partido el que se presentaba en la matinal de la liga BBVA para esta cuarta jornada del campeonato, en el que se enfrentaban en el incomparable marco de Cornellá, el Espanyol y el Athletic Club de Bilbao.

El Espanyol llegaba al encuentro después de una dolorosa derrota ante Valencia, donde los locales le remontaron un 0-2 a favor con diez hombres. Por su parte el Athletic, desembarcaba en Barcelona con la ambición de seguir en la buena senda de victorias que iniciaran con su primera victoria en liga sobre el Valladolid.

Pochettino mantuvo el bloque que jugó frente al Levante, aunque dando entrada a Héctor Moreno en lugar de Tejera, ocupando Forlín la posición de doble pivote junto a Víctor Sánchez. Su homónimo rojiblanco, Marcelo Bielsa, sacó una alineación muy experimental, con Iturraspe como central, algo que solo generó dudas a su zaga, y con la novedad de Fernando Llorente que volvía a una convocatoria.

Los “periquitos” tuvieron un inicio parecido al del Ciutat de Valencia, saliendo muy mandones y con ganas de controlar la posesión y la iniciativa del juego desde el primer minuto, sobre todo contando con la espectacular dirección de Joan Verdú en la medular. El Athletic solo creaba peligro con rápidas salidas a la contra de Muniain y con balones parados aislados.

El dominio del Espanyol no tardó en fructificar con una jugada de toque en el minuto 18, que concluyó con un magnífico pase al espacio de Verdú  y un remate cruzado abajo de Javi López que batió a Iraizoz.

Tras el gol al Athletic se estiró más, creando peligro sobre todo en jugadas de estrategia, ya que el juego de los vascos no estaba nada fluido a la hora de salir al ataque. Y con un córner rozó el empate Aduriz, cuyo cabezazo se estrelló en el larguero. A pesar de la ventaja, el equipo local quería más y lo buscó con un tiro lejano de Rui Fonte, y una clarísima ocasión de Longo que la envió afuera cuando ya encaraba la portería después de regatear a Gorka Iraizoz.

A “los leones” se les acumulaban las malas noticias ya que Iñigo Pérez se tuvo que retirar lesionado, sustituido por Mikel San José. Justo antes del descanso un nuevo desajuste defensivo de Iturraspe,  supuso el 2-0, gracias a una muy buena jugada de Longo dentro del área cuyo tiro detuvo Gorka, y Verdú capturó el rebote y convirtió. La defensa de los rojiblancos fue una auténtica calamidad en el primer tiempo.

Mala primera parte del Athletic que se vio superado en casi todo momento por el Espanyol, los bilbaínos no tenían ideas en ataque, tan solo fogonazos de Muniain y De Marcos, y un tiro al palo de Aduriz. El Espanyol una vez más dirigido por Verdú, estuvo mejor plantado en la primera mitad, tocando con criterio, y generando muchas ocasiones, la gran mayoría aprovechando la debilidad defensiva del Athletic, como ocurrió en los dos goles.

Bielsa tenía que reaccionar y metió a Ibai Gómez sustituyendo a un Oscar De Marcos demasiado desaparecido en la primera mitad. Aunque, el conjunto periquito salió de nuevo mejor  pero poco a poco “los leones” se iban estirando en busca de ocasiones, sobre todo con la frescura que el canterano, recién incorporado al terreno, Ibai Gómez aportaba al hasta ahora, planísimo juego de los bilbaínos.

El Athletic seguía sin ideas, y a los 10 minutos acortó distancias con una de las únicas formas en las que podía, a balón parado, merced a un centro espectacular de Ibai que Aduriz envió a la red con un cabezazo inapelable.

Se animó el equipo rojiblanco después del gol, primero con un cabezazo de Aduriz a córner sacado, otra vez, magistralmente por Ibai, que Rui Fonte sacó bajo palos, y acto seguido con un remate cruzado del propio Ibai que detuvo Cristian Álvarez.

El partido se rompió en estos minutos, con un Athletic cada vez más volcados y el Espanyol muy vertical buscando la sentencia a la contra. Mediada la segunda mitad, Bielsa puso ya toda la carne en el asador con la salida al terreno de Fernando Llorente, que no jugaba con los rojiblancos desde el 2 de agosto en las eliminatorias previas de la Europa League, después de su polémica petición para salir traspasado.

Y fue salir el riojano, y como se dice besar el santo, ya que en la primer bola que tocó cuando corría el minuto 25, recibió dentro del área y la clavó con un tiro cruzado a la red de Cristian Álvarez. Con el empate “los leones” se vinieron aún más arriba y tan solo dos minutos, Iraola estuvo a punto de hacer el tercero, pero Álvarez respondió con un paradón.

El Espanyol veía como se le repetía la historia del partido frente al Levante, y le empataban de un plumazo después de tener una ventaja a favor de dos goles. Pochettino, no obstante, no se guardó nada y si anteriormente ya sacó al terreno a Stuani, ahora, quitó a un lateral como Capdevilla para meter a un centrocampista de toque como es Tejera.

El partido se convirtió en un correcalles y era evidente que cualquiera podía marcar,  “los periquitos” acusaban ansiedad después de perder su ventaja, y el Athletic estaba volcado, pero su debilidad defensiva le hacía ser un equipo poco fiable. Y en esas que tras varios acercamientos más de los bilbaínos, el Espanyol hizo tercero gracias a un mano a mano de Longo con Gorka, que el italiano mandó a la red después de un pase genial de Wakaso a la espalda de los centrales visitantes.  El gol no fue del todo feliz, ya que Longo se marchó a celebrarlo con los aficionados del fondo, y eso le costó la segunda amarilla y la expulsión.

Pero el Athletic no se rindió ni mucho menos, y más aún con la expulsión del delantero italiano. Y tan solo dos minutos después Aduriz anotó el que puede ser el golazo de la jornada, con una volea a la escuadra a centro de Susaeta, haciendo un justo 3-3 en el marcador.  Con el empate y la inferioridad numérica, el Espanyol era un manojo de nervios y solo esperaban mantener el punto, después de haberlo tenido todo a su favor.

Después de todas las emociones de los últimos minutos, el partido solo nos dejó una ocasión más para cada equipo con un remate alto de Aduriz, y una falta en la frontal para los blanquiazules que Tejera estrelló en la barrera.

El 3-3 final hizo justicia al buen partido que ambos equipos nos brindaron en la mañana de hoy, quizás demasiado marcado por los fallos defensivos que se produjeron en ambas escuadras, y que se repartieron los puntos en una segunda parte “loca”.

Artículos relacionados