thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 18 de noviembre de 2012
  • • 10:00
  • • Estadio de Balaídos, Vigo
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 17814
1
F
1

Celta y Mallorca firman un justo reparto de puntos en Balaidos

Celta y Mallorca firman un justo reparto de puntos en Balaidos

Getty Images

Sin verse un gran partido, los jugadores de ambos equipos ofrecieron alguna pincelada de agresividad y ambición.

Mientras Paco Herrera se decidía por Ju Young Park en lugar de Mario Bermejo, Joaquín Caparrós se decantaba por Andreu Fontàs como pareja de Tomás Pina, dejando a Pep Lluis Martí en el banquillo.

Comenzaron como un tiro los baleares, llegando a lanzar hasta tres saques de esquina en los primeros minutos y haciéndose con el dominio territorial hasta que Iago Aspas dio el primer aviso, transcurría el minuto 9 y comenzaban a igualarse las fuerzas.

El balón no tenía un claro dueño e iba de un lado a otro del campo hasta que en el minuto 21, tras varios disparos fallidos que rebotaron en diversos defensores, el esférico le llegó por segunda vez a Tomer Hemed, quien esta vez no falló e introdujo el esférico en la meta defendida por Javi Varas (0-1).

El gol insular produjo los efectos lógicos y así como fueron transcurriendo los minutos del resto de la primera mitad los mallorquines se fueron echando hacia atrás debido al mayor empuje de los vigueses, si bien no conseguían crear peligro.

Se reanudó el encuentro sin grandes cambios en el juego, el Mallorca se encontraba cómodo, no pasaba  ningún apuro y gozaba de alguna meridiana ocasión pero fue el equipo vigués quien, en el minuto 56, lograría igualar el marcador gracias a un remate a bocajarro de Ju Young Park, aprovechando un centro a ciegas de Iago Aspas y el tremendo despiste de Anderson Conceiçao (1-1).

En el 60’ pareció que de nuevo se adelantaba el conjunto bermellón gracias a un remate de cabeza de Tomer Hemed que tocó Javi Varas y finalizó estrellándose en el larguero, susto en las gradas y se acabó el encuentro porque ninguno de los dos conjuntos supo o pudo imponerse al adversario y los técnicos comenzaron con el carrusel de cambios que muy poco o nada aportarían.

Extrañó sobremanera la entrada de Mario Bermejo, no por él sino por el sustituido, Iago Aspas, el único jugador celeste que había sido capaz de crear peligro y de incordiar a la defensa mallorquina. Por su parte, el técnico de Utrera dejó bien a las claras sus intenciones a falta de cinco minutos para el final, al dar  entrada al lateral Kevin García, retirando a Tomer Hemed.

Sin grandes sobresaltos se llegó al final del encuentro con un justo reparto de puntos que no allana el camino a ninguno de los dos equipos aunque rompe esa racha de 6 derrotas consecutivas de los  bermellones que mejoraron la imagen ofrecida en los últimos partidos.

Artículos relacionados