thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 21 de diciembre de 2012
  • • 14:45
  • • Stadio Ennio Tardini, Parma
  • Árbitro: A. Damato
  • • Espectadores: 8500
1
F
3

Matri salva al líder al final

Matri salva al líder al final

getty

Sufrida victoria de los 'bianconeri' ante un equipo sardo que se encontró con un penalti a favor y se encerró atrás. El ex 'rossoblu' marcó un doblete y fue secundado por Vucinic

Uno de los problemas que más se pueden acrecentar una vez la diferencia con los perseguidores es amplia, es la conformidad, una bajada de tensión que provoque la pérdida de la presión competitiva que necesita un equipo del nivel de la Juventus para poder sacar adelante sus compromisos ligueros. Los bianconeri tenían por primera vez esta temporada una ventaja de siete puntos con el segundo clasificado, el Inter, y la comodidad que da ese colchón puede que haya mermado la eficacia juventina, que ya habitualmente no es alta.

Eso sí, la superioridad que ha demostrado la Juve durante todo el partido ha sido hasta abusiva. El planteamiento de Pulga ha sido enormemente más serio y planificado que el de hace poco más de una semana, en la Coppa Italia, cuando su equipo no plantó ningún tipo de resistencia a una Juventus que ganó con lo mínimo. Hoy la capolista se ha tenido que exprimir al máximo para ganar remontando en los últimos minutos el tanto inicial de Pinilla desde los once metros. Ese penalti fue concedido por el árbitro Antonio Damato ante la incredulidad de Arturo Vidal, que tocó a su compatriota mínimamente, rodilla con rodilla, lo suficiente para que Pinilla se dejara caer y el director de la contienda señalara los once metros.

Antes de eso y sobre todo después, la Juve tuvo el balón y las ocasiones, más lo primero que lo segundo, ciertamente. Además de por acumulación, el Cagliari defendía con mucho criterio, tapando con efectividad los carriles a la Juventus, zona fundamental para romper defensas. También tenía absolutamente escondidos tanto a Giovinco como a Quagliarella, cuya participación fue muy escasa. Las subidas de Asamoah y las incorporaciones desde atrás de Marchisio eran las opciones más factibles de la Juve para crear superioridad y espacios, aunque por ahí siempre aparecía Nainggolan para tapar.

Pero no fue hasta la entrada de Matri y Vucinic cuando el líder del calcio comenzó a agobiar a Agazzi. El portero sardo hizo todo lo que pudo para evitar la derrota de su club con algunas paradas que se lucirán en los highlights del fin de semana, sin duda alguna, como la mano que sacó a un remate de cabeza de Asamoah a bocajarro. Conte sacó del campo a Cáceres, Quagliarella y Lichtsteiner para meter a sus dos delanteros y, como suele pasar, acertó de pleno. Primero fue Matri el que hizo olvidar pronto el error en el penalti que falló Vidal aprovechando un rechace de un tiro de Vucinic.

Y ya en el añadido, en esos seis minutos que decretó Damato que debían jugarse de más, Matri puso por delante a la Vecchia Signora, aprovechando que un despeje del Cagliari rebotó en Vidal y le hizo quedarse solo ante Agazzi. Después, con el Cagliari entregado y agotado, Vucinic remató a la red una buena contra de Giovinco. La Juventus se queda a diez del Inter a la espera del partido que mañana al medio día jugarán los nerazzurri contra el Genoa. El trabajo de Conte en este 2012 con la Juventus queda finiquitado de maravilla.

Artículos relacionados