thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 9 de diciembre de 2012
  • • 13:00
  • • Estadio Vicente Calderón, Madrid
  • Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández
  • • Espectadores: 40000
6
F
0

Falcao hace cinco en un partido bestial

Falcao hace cinco en un partido bestial

Radamel Falcao / Getty

El colombiano se convierte en el primer jugador rojiblanco que marca cinco goles en un partido en el que hizo efectivo todo lo que le pasó por las botas

El Atlético de Madrid purgó sus pecados ante su afición y en el Vicente Calderón en la tarde del domingo. Después de lo visto ante el Deportivo dos ideas rondan la cabeza del aficionado colchonero: si en la Europa League hubiese estado Falcao otro gallo hubiese cantado - otra cosa es la importancia que se le de a la competición - y qué fue exactamente lo que le pasó al equipo en el Santiago Bernabéu.

Sólo hubo un equipo en el terreno de juego y... no sé como escribirlo, pero quizá sólo hubo un jugador. Set y partido para el Atlético y hasta cinco raquetazos para un Falcao que firmó un partido brutal. A uno se le acaban los calificativos o, mejor dicho, no sabe exactamente qué decir a un delantero que envía a la red todo, absolutamente todo lo que le llega dentro del área. Cinco goles como cinco soles en un partido que tenía más de entrenamiento que de oficial.

Y es que el equipo de Simeone demuestra día a día que está más cerca de ese tipo de equipos, es decir, de Real Madrid y Barça, que de los que vienen detrás suyo. El Deportivo se unió en esta jornada 15 a la lista de equipos en la que ya se han apuntado a lo largo de la temporada Athletic, Osasuna, Sevilla o Getafe. Un listado de dudoso mérito en el que los partidos acaban justo antes de llegar al descanso.

Una vez más, como no, fue Falcao quien se ofreció, participó y marcó goles - hasta cinco - ante un Deportivo muy flojo en defensa que se delató rápido con un error garrafal de Aranzubía, que cediendo terreno dejó el espacio franco para que Diego Costa se rehiciese de la expulsión del jueves y, como el equipo, volviese a sonreir abriendo el marcador. Al fin y al cabo, al Atleti lo que más le cuesta - y apenas lo hace - es abrir la lata porque después, cuando se apunta el colombiano, las cosas van más bien rodadas.

El delantero, apenas cinco minutos después del gol del brasileño, amplió distancias con una cabalgada tremenda que acabó con un balón ajustado a la portería de la red gallega. y Justo antes del descanso, volvía a repetir haciendo uno de los goles de la temporada. Desde la frontal, envió a la escuadra un disparo ante el que Aranzubía poco pudo hacer. Golazo, delirio y partido sentenciado. Precio de la entrada justificado, por otra parte.

Lo mejor de todo es que la historia del delantero en este partido no acabó ahí. En diez minutos firmó su hat-trick después de un penalti cometido sobre él mismo y haría otros dos, de todos los colores, uno de cabeza y el último con un disparo seco. Dieciséis goles para él. Convirtiendo errores de la defensa, de sus compañeros y ¡seguro que hasta suyos propios!, si hubiese hecho falta.

Ante esto, lo mejor que pudieron hacer los de Oltra fue enviar un balón al palo en el primer tiempo. Valerón, a pase de Riki. Pero lo blanquiazules no fueron más allá. Demostraron la poca fortaleza de una defensa más bien endeble que esta vez ocupaban Roderick y el canterano Insúa, que ni de lejos - a la vista está - funcionó. Las bajas volvieron a lastrar a un conjunto coruñés que se volvió a casa con un saco de goles firmados por Falcao en un partido en el que sólo hubo un protagonista.