thumbnail Hola,
En vivo

Amistosos

  • 7 de junio de 2014
  • • 13:45
  • • Estadio Ciudad de La Plata, La Plata, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: Martín Vázquez
  • • Espectadores: 53000
2
F
0

Argentina cumplió y se despidió con una victoria

Argentina cumplió y se despidió con una victoria

Getty

El equipo de Alejandro Sabella se impuso en el último amistoso antes del Mundial con goles de Ricky Álvarez y Messi. Lucas Biglia salió lesionado en el primer tiempo.

Era el partido más difícil del año. Quizás también desde que Alejandro Sabella es el técnico de la Selección Argentina. ¿Por el rival? ¿Por la instancia? Para nada. Pero tanto el entrenador como los once que salieron a la cancha eran conscientes de que una lesión los dejaba afuera.

A Sabella no se le escapa una y por eso todo lo que hizo tiene una razón. Cinco defensores para evitar desgaste extremo en los volantes, Mascherano de central para que no se saque tantas chispas con los duros eslovenos, y los cuatro fantásticos en el banco, bien cómodos y abrigaditos.

Lamentablemente, la salida prematura de Lucas Biglia puso fin a la prueba de Mascherano como central. Hubo defensa de tres que se transformó en una cinco y, por momentos, también se formó la clásica línea de cuatro con Campagnaro, Fernández, Basanta y Rojo.

Sin Ricky Álvarez y Maxi Rodríguez no habría habido fútbol. Los dos sueltos, como únicas vías de alimentación para un Lavezzi que siempre está al acecho pero le faltó compañía en los alrededores del área. Tal es así que el volante de Inter voló por la derecha en un contragolpe y rompió el aburrido empate en el Estadio Único de La Plata.

En el segundo tiempo no hubo demasiado para ver en lo futbolístico pero sí pasó lo que todos estaban esperando: de un saque, el DT mandó toda la carne a la parrilla y entraron Agüero, Di María, Gago y Lionel Messi. Se desató la locura y la tarde llegó a su punto máximo de algarabía cuando Ángel, el Kun y Leo pintaron una obra perfecta que terminó en el segundo gol argentino.

Los temidos amistosos previos pasaron. Salvo algunas lesiones menores, los más importantes, los que te definen un partido, terminaron intactos. Ahora se viene lo mejor y Argentina llega en buenas condiciones.

Relacionados