Goal.com Home

thumbnail Hola,
 
Jugado
diciembre 8, 2012 2:00 p.m. COT
Estadio Municipal José Zorrilla — Valladolid
Árbitro:‬ Pedro Pérez‎
Espectadores :‬ 22714‎
 
7′ Manucho
22′ Manucho
Mesut Özil 45′
 
Mesut Özil 72′
El TOP del partido
Mesut Özil
Mesut Özil
Real Madrid CF
Mesut Özil
Mesut Özil
Real Madrid CF
El FLOP del partido
Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo
Real Madrid CF
Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo
Real Madrid CF

Ozil rescata al Real Madrid con un doblete

El Valladolid se puso dos veces por delante en el marcador gracias a Manucho. El germano respondió con un jugadón y un lanzamiento de falta. Mal partido. La presión, para el Barça

Por Alberto Piñero | @pineroalberto

Ozil, Benzema - Valladolid v Real Madrid
Getty
El Real Madrid se mantiene en pie en el campeonato español después de una trabajada victoria en Zorrilla y tras estar muchos minutos con la rodilla hincada en el césped. Manucho adelantó al Valladolid en dos ocasiones a balón parado, y el equipo blanco tuvo que sudar tinta para voltear el resultado. Sobre todo, por la triste imagen y la falta de recursos que evidenció sobre el césped. Igual que otras veces no había estado acertado de cara a puerta, en esta ocasión los goles fueron providenciales, en acciones aisladas. Benzema aprovechó un resbalón de un defensa para empatar apenas seis minutos después del 1-0, y sólo dos genialidades más de Ozil rescataron al cuadro blanco, hoy de verde esperanza. Primero, tras un jugadón individual, y después con un lanzamiento de falta calcado al que ya anotó ante el Borussia Dortmund, a veinte minutos del final. Lo mereció por el empeño en la segunda parte, pero nuevamente el resultado fue prácticamente lo único salvable de un Madrid que hace aguas con mucha más regularidad de lo que se le presuponía.

No obstante, llegaba el Real Madrid a Valladolid con la necesidad de mandar un mensaje de solidez, seguridad y estabilidad en su carrera contrarreloj hacia el liderato, con la ventaja incluso de poder meter presión a Atlético y Barcelona, que jugaban un día más tarde. Y sin embargo, el inicio del partido no fue sino una exhibición de fragilidad e inoperancia. Sólo Manchester City, Barcelona, Borussia Dortmund y Getafe habían marcado dos goles al Real Madrid en la más de una veintena de partidos disputados, y a Manucho, un armario camuflado de futbolista, le hicieron falta apenas veinte minutos para firmar su doblete. Y lo que es más sangrante para un equipo que supuestamente lucha por todo, ambos llegaron de manera similar, y a balón parado, la suerte más primitiva en el mundo del fútbol.

El primer gol llegó a los seis minutos, cuando el angoleño aprovechó el desajuste defensivo al saque de un córner para fusilar a Casillas desde el área pequeña después de que dos de sus compañeros tocaran el balón previamente. Y cuarto de hora más tarde, el ariete blanquivioleta cabeceó desde el balcón del área pequeña al saque de otro córner, haciendo inertes los intentos de Ramos por defenderle, y aprovechando que Casillas se quedó paralizado bajo el larguero. Paradójicamente, un equipo con un fútbol elaborado como el Valladolid no le pudo sacar más rendimiento a unas acciones tan simples.

Afortunadamente para el Real Madrid, pudo marcharse al descanso con empate a dos, equilibrando las fuerzas en el marcador. Muy afortunadamente. Y es que durante la primera mitad se pudo ver a un Madrid desorientado, errático, incapaz de llegar con claridad al área contraria, exhibiendo la misma versión que ya se vio en Getafe, el Sánchez Pizjuán o el Benito Villamarín, y que todos sabemos para lo que sirvió. Callejón desaprovechó un mano a mano con Dani Hernández, y Ronaldo tuvo dos potentes tiros lejanos. Y poco más de cara a puerta. Sin embargo, al contrario de lo que había sucedido en anteriores partidos, esta vez sí que se mostró efectivo para los pocos acercamientos de los que gozó. Primero Benzema, y luego Mesut Ozil.

El galo marcó apenas seis minutos después de que el Valladolid anotara el 1-0, con un Callejón que aprovechó un resbalón de Valiente para asistir al propio Benzema, que marcó sin oposición. Y justo en la última jugada antes del descanso, Ozil se sacó de la manga un jugadón individual, adornado con una pared de tacón con Benzema, para batir a Dani Hernández en el mano a mano. Espectacular. Dos goles oportunos por la desventaja en el marcador, pero sobre todo por los momentos en los que llegaron, dando vida a un Madrid sin vigor ninguno.

De hecho, el gol de Ozil y el paso por los vestuarios aportaron algo de ímpetu al Real Madrid en la segunda mitad. Por eso, o simplemente por la agitación que provocó Mourinho, que como ya sucediera en los campos de Getafe y Sevilla, revolucionó por completo el dibujo táctico y la alineación. Primero, colocando a Callejón como lateral izquierdo quitando a Nacho, hoy titular y para nada el culpable de lo que sucedía. Y después, sacando a Modric por Arbeloa en el minuto sesenta para dejar una defensa de tres con Sergio Ramos, Pepe y ¡Xabi Alonso! Y sea como fuere, al contrario que anteriormente, le dio réditos inmediatos a los blancos. Primero con un gol de Sergio Ramos que Pérez Montero anuló por fuera de juego inexistente. Y después, con otro gol que esta vez ya sí subió al marcador.

Fue Ozil el que puso de nuevo su firma, con un lanzamiento de falta desde el borde del área plásticamente bellísimo, además de efectivo. Como ya hiciera ante el Borussia Dortmund, el lanzamiento con la zurda pasó por encima de la barrera y se coló pegado a la escuadra del palo corto. Y como ya sucediera ante el Borussia Dortmund, un lanzamiento providencial para los intereses del madridismo, que veía ya cómo se escapaba la Liga, y una jugada aislada a balón parado le volvía a introducir en el campeonato. El balón parado, que le había dejado con el corazón en un puño fue el mismo que reactivó la circulación. Ahora con ese gol, y a pesar de los muchos aprietos y la zozobra en el juego, la presión es para el Barcelona, que juega este domingo en el Benito Villamarín con ‘sólo’ ocho puntos de distancia respecto a los pupilos de Mourinho. La Liga sigue viva. Por los pelos, pero sigue igual de viva al fin y al cabo.



Valladolid

22
D. Hernández
Portero
3.00
2
3.00
4
Marc Valiente
Defensa
3.00
-
Sereno
Defensa
3.00
24
Balenziaga
Defensa
3.00
-
Óscar
Mediocampista
83′
4.00
-
Omar
Mediocampista
53′
3.00
18
Álvaro Rubio
Mediocampista
7′
3.50
20
Patrick Ebert
Mediocampista
22′ 30′
3.50
7
Víctor Pérez
Mediocampista
3.50
9
Manucho
Delantero
7′ 16′ 22′ 78′
4.50

Real Madrid CF

3.00
1
3.00
3
Pepe
Defensa
3.00
4
3.00
17
Arbeloa
Defensa
62′
2.50
18
2.50
6
Sami Khedira
Mediocampista
4.50
11
Mesut Özil
Mediocampista
45′ 72′ 82′
3.00
14
Xabi Alonso
Mediocampista
2.50
7
Cristiano Ronaldo
Mediocampista
69′
4.00
9
Karim Benzema
Delantero
12′ 45′ 73′
3.50
7

Suplentes

1
Jaime
Portero
 - 
17
 - 
8
 - 
-
Sastre
Mediocampista
 - 
-
 - 
9
Javi Guerra
Delantero
78′
 - 
-
Bueno
Delantero
30′
3.50

Suplentes

 - 
1
Adàn
Portero
2.50
2
 - 
-
Michael Essien
Mediocampista
3.50
19
Luka Modric
Mediocampista
62′
3.50
22
Ángel Di María
Mediocampista
46′ 86′
 - 
22
Kaká
Mediocampista
 - 
21
Morata
Delantero

Director técnico

-
Juan Ignacio Martínez
Director técnico
 - 

Director técnico

 - 
-
Carlo Ancelotti
Director técnico
 
  • Gol
  • Gol en propia meta
  • Penalti
  • Penalti fallado
  • Tarjeta amarilla
  • Asist.
  • Penalti detenido
  • Gol en la ronda de penaltis
  • Penalti fallado en ronda de penaltis
  • Segunda amarilla
  • Tarjeta roja
  • Ingresa
  • Sale
  • Lesionado
  • Calificaciones de Goal.com
  • El Mejor del partido, según Goal.com
  • El Peor del partido, según Goal.com
  • Ranking General del Más y Menos
  • El Mejor del partido, según los hinchas
  • El Peor del partido, según los hinchas
Resultados
 
Goleadores
Jugador   Goles Penaltis
Cristiano Ronaldo Cristiano Ronaldo
Delantero
Real Madrid
28 6
Diego Costa Diego Costa
Delantero
Atl. Madrid
27 5
Lionel Messi Lionel Messi
Delantero
Barcelona
25 6
Karim Benzema Karim Benzema
Delantero
Real Madrid
17 0
Alexis Sánchez Alexis Sánchez
Delantero
Barcelona
17 0